Los huespedes de hotel que se encontraban en cuarentena terminan el encierro

  • Hong Kong, 8 may (EFE).- Los 200 clientes que se encontraban en cuarentena en el hotel Metropark de Hong Kong desde el pasado viernes, entre los que se encontraban ocho españoles y dos mexicanos, terminaron hoy su encierro.

Los huespedes de hotel que se encontraban en cuarentena terminan el encierro

Los huespedes de hotel que se encontraban en cuarentena terminan el encierro

Etiquetas

Hong Kong, 8 may (EFE).- Los 200 clientes que se encontraban en cuarentena en el hotel Metropark de Hong Kong desde el pasado viernes, entre los que se encontraban ocho españoles y dos mexicanos, terminaron hoy su encierro.

En dicho hotel, situado en el distrito de Wan Chai, se descubrió el primer caso de gripe A.

Asimismo, dos ciudadanos de nacionalidad mexicana dejaron hoy el Hospital Princesa Margarita, donde se encontraban en cuarentena.

En este mismo hospital seguirá en observación el único caso confirmado de gripe AH1N1, el de un turista mexicano de 25 años.

Las autoridades no se han movido de su posición inicial, que es la de no darle el alta hasta que el equipo médico que lo atiende considere que no es "infeccioso" para la comunidad.

En la madrugada del 6 de mayo, un avión fletado por el Gobierno mexicano para repatriar a sus nacionales a raíz del virus de la gripe AH1N1 partió de Hong Kong tras hacer escala en Shanghai, Pekín y Cantón.

En la etapa hongkonesa recogió a 12 connacionales, ocho turistas y cuatro ciudadanos que se encontraban en cuarentena (dos de ellos en el Metropark y otros dos, los compañeros de viaje del contagiado con la gripe A, en el Princesa Margarita)

Para permitir una salida ágil, la policía cerró varios tramos de las calles aledañas al hotel, donde alrededor de un centenar de medios de comunicación esperaban la salida.

Numerosos huéspedes salieron del establecimiento entre dos filas de empleados haciendo fotos y grabando con sus cámaras la salida, más propia de una ceremonia de premios que de una crisis sanitaria.

Minutos previos a la hora fijada para el final de la cuarentena todos los efectivos policiales se quitaron las mascarillas que habían portado durante toda la semana, un símbolo de vuelta a la normalidad, como también lo fue el arrancar todas las cortinas improvisadas que aislaron el lobby del hotel del objetivo de curiosos y periodistas en los últimos siete días.

Hasta las puertas del Metropark llegaron igualmente representantes de las misiones consulares con nacionales afectados por la medida.

El jefe ejecutivo local, Donald Tsang, se personó en el hotel y deseó no sólo "un buen viaje" a los que decidieron partir hoy de Hong Kong, sino una "estancia agradable" a los que se quedaran unas noches más.

También aprovechó para alertar a aquellos que "piensen que el riesgo ha desaparecido". El representante máximo de Hong Kong subrayó que "éste no es más que es el principio en la lucha contra el virus".

Además de Tsang, York Chow, secretario de Salud y Alimentación, repitió hoy que la estrategia más importante para Hong Kong seguía siendo la "contención" y pidió que se evitara la "complacencia".