Más de 100.000 canarios sufren patologías cardiovasculares que 'matan' a unas 5.000 personas al año en las islas

PSC-PSOE reclama un "esfuerzo" para reducir el tabaquismo, promover la actividad física regular y la alimentación equilibrada

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 22 (EUROPA PRESS)

La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Mercedes Roldós, explicó hoy durante la sesión vespertina del Pleno del Parlamento de Canarias que 110.000 canarios sufren alguna patología cardiovascular, lo que equivale al 6,5 por ciento de la población mayor de 16 años. Además, incidió en que estas enfermedades constituyen la primera causa de ingreso hospitalario y provocan unas 5.000 muertes al año en el archipiélago.

Ante esta realidad, el Ejecutivo autonómico ha puesto en marcha el Programa Canarias Cardioprotegida, destinado a estimular la detección precoz de estas enfermedades cardiovasculares y efectuar tratamientos efectivos, al entender la consejera que la intervención en los primeros momentos es "vital" para evitar lesiones en el paciente que pueden traducirse en discapacidad, es decir, medidas destinadas a hacer disminuir la morbimortalidad.

Para ello, la responsable autonómica consideró de "vital importancia" la concienciación, no sólo del sector sanitario, sino también de la población, de saber detectar los primeros signos de una parada cardiaca para intervenir de manera rápida y eficaz, "algo que se hace, no sólo con un desfilibrador, sino con las simples manos". De hecho, Roldós hizo hincapié en que desde que en Canarias se pusieron 34 desfibriladores automáticos en los lugares de mayor afluencia, "han sido muchas las vidas las que se han salvado".

Por su parte, la diputada del grupo parlamentario 'popular', Rosa Rodríguez, incidió en que una de cada tres muertes está originada por insuficiencia cardiaca, por lo que se mantiene la tendencia al alza de los últimos años, "un hecho al que no es ajeno Canarias, que cuenta con las tasas más elevadas de riesgo cardiovascular, lo que se añade el alto número de diabéticos e hipertensos entre los canarios".

Rodríguez explicó que el sedentarismo que padece la población canaria provoca que los ciudadanos sean "más gordos", lo que hace que Canarias ocupe el primer lugar en sufrir enfermedades cardiovasculares. De hecho, apuntó que en la Comunidad Autónoma el 40 por ciento de la población padece sobrepeso, el 20 por ciento obesidad y el 10 por ciento obesidad mórbida, una cifra "escandalosa" producida por el sedentarismo y la mala alimentación, unas "malas prácticas" que colocan a 600.000 canarios en riesgo de sufrir un infarto, hipertensión o diabetes".

POLÍTICAS "MÁS ESTRUCTURALES"

El grupo parlamentario socialista, a través del diputado Juan Carlos Alemán reconoció que Canarias tiene un "problema grave" provocado por las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, resaltó que ante esto la Comunidad Autónoma cuenta con una dotación "suficiente" desde el punto de vista de la atención, y un programa que ha atendido desde el año 2000 al 40 por ciento de la población que padece estas patologías.

No obstante, el diputado del PSC-PSOE recalcó que para reducir el índice del factor de riesgo por las enfermedades cardiovasculares, el archipiélago "debe hacer un esfuerzo" para reducir el tabaquismo, así como promover una actividad física regular y una dieta equilibrada. Según Alemán, "esta situación debe ser tenida en cuenta para abrir una nueva etapa, dar un salto mayor a la previsión y pasar de los hechos de propaganda a hechos y políticas más estructurales en la lucha contra la obesidad y el tabaquismo, para lo que hay que dotar de más recursos a los centros sanitarios", opinó.