Más de un tercio de asmáticos no tiene controlada su enfermedad

Etiquetas

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La Federación Nacional de Asociaciones de Enfermedades Respiratorias (FENAER) y ASMAMADRID alertan de que más del 35 por ciento de las personas con asma no tiene controlada su enfermedad, según un comunicado con motivo del Día Mundial del Asma, que se celebra este martes.

Se estima que en España entre el cinco y el diez por ciento de la población sufre asma. La presidenta de FENAER, Soledad Mostaza, señaló que "las estadísticas muestran que más del 35 por ciento de los pacientes no tiene controlada la enfermedad y son muchas las causas que están influyendo". Por un lado, destacó el diagnóstico tardío debido a las largas listas de espera, hasta 120 días, y a la escasa concienciación que existe sobre esta enfermedad y, por otro, los propios pacientes, que en muchas ocasiones no saben cómo utilizar la medicación e incluso abandonan el tratamiento ante la mejoría.

Asimismo, Mostaza señaló que la exposición a determinados factores ambientales como son la polución, el humo del tabaco y los agentes químicos empeora la evolución de esta patología".

FALTA DE CONTROL

Por otro lado, la presidenta de FENAER señaló que la falta de control de la enfermedad se traduce en una limitación de la calidad de vida de los afectados ya que, "de hecho, es causa frecuente de absentismo laboral", y de un aumento del número de urgencias hospitalarias.

"De acuerdo con los expertos, mediante un apropiado diagnóstico, tratamiento y educación, la gran mayoría de pacientes de asma podría lograr y mantener un buen control de la enfermedad y, con ello, llevar una vida activa, entendiendo como el control del asma la desaparición o disminuir los síntomas y la disminución de los ataques de asma", destacó.

En opinión de la presidenta de FENAER, "esta iniciativa, podría disminuir hasta un 40 por ciento los costes sanitarios de esta enfermedad al favorecer, por un lado, un diagnóstico temprano de la enfermedad y un mayor control de la enfermedad. Desde estas unidades con equipos multidisciplinares se podría explicar al enfermo cómo manejar su enfermedad, programar las revisiones periódicas que necesite, enseñarle a identificar cuándo está sufriendo una crisis y qué tratamiento debe tomar, promover su cumplimiento aunque se sienta mejor, y en general, apoyarle".

En cuanto al aumento de la incidencia del asma en la población infantil, Mostaza señaló que en este grupo se acentúa la dificultad del diagnóstico precoz y el control de la enfermedad". Según distintos estudios, la prevalencia del asma está incrementándose en todo el mundo y se estima que en el año 2025 habrá más de 100 millones de personas afectadas, pero esta situación es especialmente preocupante en la población infantil, donde el asma se ha convertido en la principal enfermedad crónica causante de absentismo escolar.