Más de 60 menores granadinos han desarrollado con éxito el programa 'Por un millón de pasos' durante el mes


GRANADA|

Más de 60 menores granadinos con edades comprendidas entre los 8 y los 15 años han recibido un diploma por su participación y consecución del programa 'Por un millón de pasos'.

Estos jóvenes reciben atención sanitaria en la consulta de Endocrinología del Hospital Materno Infantil Virgen de las Nieves de Granada y proceden de distintos municipios de la provincia granadina.

La Consejería de Salud puso en marcha este programa con el objetivo de promover la actividad física entre la ciudadanía en general, en el marco del Plan de Actividad Física y Alimentación Equilibrada.

En esta ocasión, los menores han contado con la coordinación, apoyo y entusiasmo de la enfermera de la UGC de Endocrinología Infantil, María José Heras.

"Ha sido una experiencia altamente motivadora. Una experiencia que hemos desarrollado durante el mes de marzo y que hemos finalizado con un total de 5,2 millones de pasos. Esta cantidad de pasos supone algo más de 2.600 kilómetros, lo que equivaldría a ir andando de Granada a París y de allí a Berlín", ha afirmado Heras.

El delegado de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Granada, Higinio Almagro, ha presidido el acto de entrega de diplomas al que han asistido una treintena de niños y ha mostrado su satisfacción por el éxito de esta iniciativa que trata de prevenir el sedentarismo y "fomenta la promoción de la salud en colectivos muy diferentes, dado que junto a estos menores es desarrollada también por asociaciones de mayores, de pacientes, etcétera".

Almagro ha agradecido a los jóvenes su participación animándoles "a seguir dando ejemplo de vidas saludables y extendiendo estas buenas prácticas y la adquisición de hábito saludables a todos los que os rodean, empezando por vuestros amigos y familiares".

'Por un millón de pasos' tiene como base el objetivo de reforzar entre la ciudadanía los beneficios del paseo como ejercicio físico y fomento de las relaciones sociales al llevar a cabo esta actividad en grupos organizados.

Este programa está directamente vinculado a iniciativas de educación para la salud sobre patologías como cardiopatías, obesidad, oncología, diabetes o salud menta. Los participantes de esta actividad reciben consejos sobre los beneficios de la alimentación saludable y equilibrada y la importancia de la hidratación durante la práctica del ejercicio.

Esta propuesta se enmarca en otras de carácter estratégico puestas en marcha por la Consejería de Salud, como el Plan para la Actividad Física y Alimentación Saludable, Plan Andaluz de Salud y otros programas y campañas como rutas saludables, consejo dietético, etc., favoreciendo sinergias y conocimiento compartido.

Está demostrado que las personas que incorporan a su rutina el ejercicio físico consiguen mejorar la percepción que tienen de sí mismos, incrementan sus relaciones con los demás, controlan su peso y previenen o atenúan los efectos de patologías como las cardiovasculares, la diabetes tipo 2, la depresión y ansiedad o la artritis y la osteoporosis, entre otras muchas.