Neumólogos españoles se trasladarán a Nicaragua para formar a médicos del país y atender a pacientes

AstraZeneca, SEMG y SEPAR colaboran en la puesta en marcha de una Unidad Respiratoria para combatir el asma infantil en Nicaragua

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La Fundación AstraZeneca, la Fundación de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG Solidaria) y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) firmaron hoy un convenio solidario de colaboración para impulsar una Unidad Respiratoria en el municipio nicaragüense de Ciudad Sandino, que contará con la participación de médicos españoles que se trasladarán a la zona para formar a especialistas de este país y atender a los pacientes.

En rueda de prensa celebrada en Madrid, el director general de la Fundación AstraZeneca, Federico Plaza, destacó que, gracias a este acuerdo, se combatirán enfermedades como la tuberculosis o el asma, que padecen cerca del 23 por ciento de los niños de Nicaragua. Por ello, cuatro neumólogos españoles becados por esta fundación viajarán durante un mes a Ciudad Sandino --una de las zonas más pobres del país-- para llevar a cabo una labor de formación entre los médicos nicaragüenses y de atención entre los pacientes. "No se trata sólo de aportar recursos, con este convenio podemos crear valor", destacó Plaza.

Por su parte, el presidente de SEMG, Benjamín Abarca, recordó que Nicaragua es el segundo país más pobre de América Latina, con 5,5 millones de habitantes "que no poseen los recursos básicos para cubrir las necesidades sanitarias". Además, un 85 por ciento de la población se sitúa por debajo del índice de la pobreza, una situación a la que hay que sumar "una absoluta desprotección sanitaria, terreno sobre el cual podemos aportar soluciones", subrayó.

En la misma línea se expresó el presidente de SEMG Solidaria, José Manual Solla, que lamentó que la combinación de ciertos factores como el polvo, los ácaros y la humedad "forman un cóctel molotov que provoca la alta prevalencia de asma" en Nicaragua.

"Los medicamentos que se utilizan principalmente para el asma no sólo escasean, sino que además su precio allí es inalcanzable", denunció Solla, por lo que desatacó que, gracias a esta iniciativa, "se aportarán medicamentos neumológicos, equipos respiratorios y servicios tecnológicos que ayudarán a prevenir, diagnosticar y tratar el asma y otras enfermedades pulmonares".

Por último, el presidente de SEPAR, Julio Ancochea, repasó las principales líneas de actuación del proyecto 'Respira Solidaridad' que contempla la cooperación y el asesoramiento a los países en vías de desarrollo". Ancochea señaló que, gracias a SEPAR, Nicaragua cuenta con el primer espirómetro del país "por lo que enfermedades como la EPOC eran y, siguen siendo, imposibles de detectar".

A modo de conclusión, Ancochea insistió en que la solidaridad "tiene que transmitirse con hechos". "¿La responsabilidad social es de las empresas o de las personas que forman parte de las empresas"?, se preguntó. "Sin el compromiso de las personas, no tiene sentido", aseveró.