Neumólogos y médicos de atención primaria presentan en Sevilla documentos de consenso en EPOC, asma y espirometría

SEVILLA, 8 (EUROPA PRESS)

Los presidentes de las sociedades científicas que agrupan a los especialistas en Neumología (Neumosur) y médicos de atención primaria de la comunidad andaluza (Semergen-Andalucía y Samfyc) presentaron hoy en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla tres documentos de consenso para mejorar el diagnóstico y control de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y el asma, además de para la realización de espirometrías.

Según expuso hoy el presidente de Neumosur, Francisco Álvarez, el asma y la EPOC son dos de las enfermedades respiratorias más prevalentes entre la población, lo que que ocasiona unos "elevados costes sanitarios" y una "importante pérdida de calidad de vida" en estas personas. Para este experto, tanto el impacto económico "real" como en la salud de estos pacientes está "infravalorado".

Detalló que la prevalencia del asma se sitúa en el 14 por ciento, mientras que en la EPOC, según un reciente estudio realizado en España (Episcan), es del 10,2 por ciento en adultos entre 40 y 80 años. En cuanto a la presión asistencial, afirmó que ambas enfermedades generan el 50 por ciento de las primeras consultas a Neumología y al menos un 15 por ciento de la visitas de Atención Primaria.

Respecto a la EPOC, sostuvo que es la que tiene mayor impacto socioeconómico de todas las enfermedades respiratorias, ya que causa el 35 por ciento de las incapacidades laborales definitivas, casi el ocho por ciento de los ingresos hospitalarios y una tasa anual de 37 muertes por cada 100.000 habitantes.

En España, los costes sanitarios directos asociados al asma y la EPOC suponen más de 4.000 millones de euros, casi el 4 por ciento del gasto sanitario global. Se estima que los costes sociales, laborales y sanitarios debidos a la EPOC suponen 2.400 millones de euros/año, lo que viene a representar el 2 por ciento presupuesto anual del Ministerio de Sanidad y un 0,25 por ciento del PIB.

El coste sanitario medio generado por cada paciente se ha estimado en 1.752 euros/año, de los cuales más del 80 por ciento corresponden a gastos hospitalarios y fármacos. Se calcula que el gasto sanitario medio que supone una persona desde el momento en que se le diagnostica la enfermedad, alrededor de los 50 años, hasta el final de su vida asciende a unos 30.050 euros.

Por su parte, el estudio Asmacost estima que el coste anual del asma en España es de 1.672 millones de euros y que el coste paciente/año asciende a 1.950 euros. Al mal control del asma se atribuye el 70 por ciento del coste.

INFRADIAGNÓSTICO

Según los expertos, se trata además de enfermedades con un índice de infradiagnóstico muy elevado. En el caso de la EPOC, sólo se diagnostican el 22 por ciento de los casos y en el caso del asma, el 50 por ciento.

Frente a ello, la espirometría es, junto con la historia clínica y la exploración física, la base para el diagnóstico de muchos pacientes en los que se sospecha una enfermedad del aparato respiratorio como el asma o la EPOC. En el caso de esta última, permite la detección de la población de riesgo y facilita su diagnóstico precoz.

La espirometría es una prueba básica y fácil de realizar, pero ha de cumplir unos requisitos mínimos de calidad para poder diagnosticar correctamente a un individuo. Varios estudios realizados en España y otros países del entorno ponen de manifiesto las deficiencias y problemas que existen para realizar espirometrías de calidad en el ámbito de la Atención Primaria.

Hasta ahora, se ha estimado que sólo la cuarta parte de los médicos de Atención Primaria utilizan esta prueba, lo que conlleva un importante infradiagnóstico de estas enfermedades. En un reciente estudio realizado en el ámbito de la Atención Primaria en España se constató que un 49 por ciento de los centros disponían de espirómetros, un 30 por ciento de personal específico y alrededor del 20 por ciento realizaban controles de calidad. El diagnóstico de EPOC fue considerado incorrecto en el 73 por ciento de los casos en Atención Primaria.

Todos estos datos, sostienen, han propiciado que neumólogos y médicos de primaria decidieran trabajar conjuntamente para elaborar unos documentos de consenso sobre estas patologías y sobre una prueba diagnóstica fundamental como es la espirometría.