Premian un trabajo sobre funcionalidad del riñón de donante de más de 65 con escasa lesión en receptor de edad avanzada

CÓRDOBA, 20 (EUROPA PRESS)

La Comisión Organizadora del XXXVII Congreso de la Sociedad Andaluza de Nefrología ha concedido el premio a la mejor comunicación oral a un trabajo presentado por profesionales del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba sobre 'Trasplante renal de donante mayor: Pronóstico de las lesiones histológicas pretrasplante'.

El objetivo de este estudio se centró en el análisis de estos órganos de donantes mayores, así como en la validez de dichos posibles injertos en personas también de edad avanza.

Para tal fin, se analizó más de un centenar de riñones, a los que se sometió a una evaluación exhaustiva, que incluyó una biopsia renal previa al implante, a fin de valorar la idoneidad de su implante con las máximas garantías de seguridad.

La autora principal del estudio, la nefróloga María Dolores Navarro, sostiene en su trabajo que estas biopsias renales previas al implante permiten conocer con precisión las lesiones histológicas en los riñones y cuantificar y medir así el daño que presentan.

En concreto, Navarro sostiene que los resultados obtenidos indican que la supervivencia media del injerto es inferior cuando las lesiones halladas son importantes, mientras que en los casos en que es son mínimas la supervivencia del injerto renal es hasta cuatro veces superior.

El trabajo también concluye que estas lesiones estructurales son el principal factor para predecir el posterior funcionamiento del órgano a largo plazo, independientemente de la edad del donante, la del receptor y de otros indicadores entre los que destaca la prolongación del tiempo de isquemia fría (tiempo que transcurre desde que se extrae el órgano hasta que se implanta).

Navarro destaca la trascendencia de estos resultados, ya que "antes se descartaban órganos de donantes mayores o con factores de riesgo sin conocer la severidad de las lesiones estructurales renales que mostraban". Por este motivo, agrega, "no se implantaban riñones que ahora se sabe que son potencialmente viables".

Finalmente, el análisis pre-implante permite, por una parte, seleccionar aquellos injertos con mayor probabilidad de supervivencia y, por otra, confirmar que el riñón a trasplantar cumple con todos los criterios de calidad exigibles.

INCREMENTO EN LA EDAD DE LOS DONANTES

El estudio responde al incremento registrado en los últimos años en la edad de los donantes. Aproximadamente la mitad de los donantes renales registrados el pasado año superaba los 60 años y este hecho también se asocia al mayor riesgo cardiovascular que presenta la población a partir de esta edad --hipertensión arterial y diabetes--.

Además, para llevar a cabo el análisis de las biopsias se ha empleado una nueva técnica muy precisa basada en microondas que permiten obtener los resultados en menos de dos horas y así disponer de la información detallada a tiempo para decidir rápidamente si el riñón será apto para trasplante.

En esta labor participa un grupo interdisciplinar de profesionales de la Coordinación de Trasplantes, la Unidad de Cuidados Intensivos, los servicios de Urología y Inmunología y quirófanos, fundamentalmente. Los nefrólogos Alberto Rodríguez-Benot y María López, junto a la patóloga Rosa Ortega, también han participado en el estudio.