Sanidad aconseja a los turistas que viajen al extranjero este verano pedir cita previa en los centros de vacunación

Paludismo, fiebre amarilla, malaria o dengue, entre las patologías tropicales más habituales

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Sanidad y Política Social aconsejó hoy a quienes vayan a viajar al extranjero este verano, especialmente a países tropicales o destinos poco frecuentes, pedir cita previa en cualquiera de los 73 centros de vacunación internacional que hay en España para evitar masificaciones y recibir información personalizada en función de su destino.

Con motivo de la puesta en marcha del programa 'La salud también viaja', Sanidad aboga por preparar los aspectos sanitarios del viaje con suficiente antelación, ya que hay ciertas profilaxis que necesitan un periodo de tiempo para ser efectivas; y visitar al médico de familia si se detecta cualquier síntoma de enfermedad al regresar del viaje.

Así, entre otras recomendaciones, el ministerio aconseja a los viajeros conocer la situación sanitaria del país y las medidas de prevención que deban adoptarse; informarse de las vacunas o tratamientos preventivos necesarios; visitar al médico antes del viaje si se padece alguna enfermedad o alergia o se esté tomando algún tratamiento; y llevar un pequeño botiquín con material de cura y medicamentos para aliviar síntomas menores, como analgésicos o antihistamínicos.

Además, una vez que se llegue al país de destino, hay que tener precaución con los alimentos y bebidas, la causa más frecuente de enfermedad en el viajero, según especifica Sanidad en un comunicado. Por ello, insiste en la importancia de lavarse las manos con frecuencia para evitar infecciones; beber agua embotellada o tratada y evitar el consumo de hielo; consumir sólo leche envasada y derivados lácteos higienizados; tomar alimentos cocinadas y conservados a temperatura adecuada o evitar el consumo de productos de mercadillos ambulantes, entre otras medidas.

Sanidad también alerta de otra serie de riesgos como el calor y la humedad, que repercuten especialmente entre las personas mayores y los niños; y pide extremar las medidas para evitar los contagios, al mismo tiempo que aconseja protegerse de las picaduras de insectos con ropa adecuada, repelentes e incluso mosquitera para dormir.

Con todas estas medidas, el ministerio pretende prevenir la incidencia de enfermedades tropicales frecuentes como la fiebre amarilla, la malaria o el dengue, que se suelen dar en algunos países de América Latina, Africa y Oceanía. Sanidad recuerda que, en el caso del paludismo, la patología tropical más relevante y para la que no existe vacuna, se prescribieron durante el pasado año un total 99.596 indicaciones de quimioprofilaxis.

De todos modos, el ministerio ofrece más información tanto a los viajeros --a través de la web 'www.msps.es/lasaludtambienviaja'-- como a los profesionales sanitarios, agentes, mayoristas y agencias de viaje, compañías aéreas y empresas de transporte, en la web 'www.msps.es/viajesysalud'.

Asimismo, la información sobre la ubicación de los centros de vacunación internacional se puede conseguir en la Oficina de Información y de Atención al Ciudadano (901 400 100) o en la web 'www.msps.es/cvi'.

AUMENTA LA VACUNACION

El año pasado, los centros de vacunación internacional de toda España atendieron a 199.471 viajeros, lo que supuso un incremento del 10,6 por ciento en vacunas administradas, del 27 por ciento en vacunas recomendadas, y del 5,9 por ciento en profilaxis frente al paludismo o malaria pautada con respecto al año 2007.

Además, los centros de vacunación internacional realizaron en 2008 un total de 605.952 actuaciones preventivas individualizadas, es decir, tres actuaciones por viajero atendido, y atendieron más de 157.309 llamadas telefónicas.

En el caso de las vacunas, se dispensaron un total de 312.697, de las que 79.645 corresponden a la fiebre amarilla, 56.419 a fiebre tifoidea, 40.383 a difteria tétanos, y 45.801 a hepatitis A. Las 90.449 restantes correspondieron a otras vacunas también indicadas para los viajeros por las zonas a las que se desplazaban.