Un paciente comparte su habitación en un hospital de Madrid con un cadáver durante más de dos horas

Etiquetas

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Emiliano, un enfermo de diabetes que ingresó el pasado lunes 13 de abril en el Hospital Fundación Jiménez Díaz por una hiperglucemia y aquejado de un fuerte dolor de espalda, denunció que tuvo que compartir su habitación con un paciente fallecido durante más de dos horas.

En declaraciones a Europa Press Televisión, Emiliano explicó que sobre las 10:00 horas del martes, el médico pasó consulta a su compañero, enfermo de hepatitis, "dándole pocas horas de vida". Después de pasar toda la mañana con él, presenciando a un enfermo "agonizando y a punto de morirse", sobre las 17:30 el paciente falleció.

"En ese momento, me sentí fatal, estaba merendando y me tuve que ir corriendo de allí con un nivel de azúcar exagerado", aseguró el hombre completamente indignado y señaló que nervioso y alterado por los acontecimientos, decidió dar un vuelta por el hospital. "Por lo menos podrían haberme cambiado de cuarto porque cuando un enfermo ingresa en un hospital es para curarse y no para empeorar", soslayó.

Las horas iban pasando y mientras, Emiliano, "cansado y con un fuerte dolor de espalda", recorría los pasillos del centro, sin poder entrar en su cuarto. Pasadas las 19:45, se llevaron al difunto y el enfermo por fin pudo descansar. "Me tuvieron todo el santo día con un cadáver en la habitación. No sé cómo pueden tener a un hombre a punto de morirse con otra persona en el mismo cuarto", añadió.

"Cada vez que me quedo dormido vuelvo a ver la imagen de ese hombre muerto completamente amarillo y en una postura extraña. Es lamentable. Lo único que quiero cuando voy a un hospital es curarme y no que se rían de mí porque hoy en día tratan mejor a los animales que a las personas", subrayó.

Emiliano ha presentado una reclamación en atención al cliente del Hospital Fundación Jiménez Díaz y espera que esta situación no se vuelva a repetir en ningún otro centro porque no entiende que ningún paciente pueda vivir un momento como el suyo.