AMPL.- Sanidad de Extremadura valora tres casos, uno en Cáceres, otro en Badajoz y otro en Zafra

La consejera Mejuto insiste en transmitir "tranquilidad" y "confianza" a los ciudadanos

MÉRIDA, 28 (EUROPA PRESS)

La consejera de Sanidad de la Junta de Extremadura, María Jesús Mejuto, anunció hoy que se están valorando en la región tres casos para determinar si son sospechosos de padecer la gripe porcina, uno de ellos ingresado en Cáceres, otro en Badajoz y otro en la localidad pacense de Zafra.

Se trata de adultos jóvenes de entre 20 y 30 años de edad. El caso de Cáceres y el de Zafra corresponden a personas que han estado recientemente en México, mientras que el paciente de Badajoz no ha viajado a este país aunque ha estado en contacto con alguien que sí lo ha hecho. El hospitalizado en Zafra procede de la localidad cercana Fuente del Maestre.

A los tres casos se les están practicando las pruebas diagnósticas correspondientes, de modo que esta tarde se sabrá si son sospechosos de padecer la gripe o no. Posteriormente, en un periodo de 48 a 72 horas, se confirmará o se descartará definitivamente que la padezcan.

FIEBRE, TOS, RESPIRACIÓN DIFICULTOSA

Mejuto indicó en rueda de prensa en Mérida que estas tres personas se pusieron en contacto con los servicios sanitarios a lo largo de la tarde y noche de ayer, y aclaró que aún "no" se tiene "nada notificado" sobre su situación.

En este sentido, la titular extremeña de Sanidad explicó que "se considera caso de gripe porcina aquella persona que tenga fiebre superior a 37,5 grados, que tenga tos y presente algún grado de dificultad respiratoria, y que haya estado de viaje o regresado en fechas recientes de la zona ya delimitada (México) o que haya estado en contacto con alguna persona proveniente de esta zona o diagnosticada como caso confirmado de esta gripe".

Señaló que en estos casos se debe contactar con los servicios sanitarios, bien a través del médico de cabecera o llamando al Centro 112. Posteriormente se estudia si cada una de estas personas se enmarca como caso de gripe porcina, para lo cual es preciso tomar las muestras oportunas para remitirlas al laboratorio de análisis que existe en Cáceres, así como al Centro Nacional de Microbiología de la Carlos III en Madrid.

Asimismo, "se llevan a cabo medidas de aislamiento y se inicia el tratamiento en las primeras 48 horas de iniciar los síntomas siempre y cuando se confirme que esa persona está afectada por el virus".

Sobre estos tres casos de la región, apuntó que una vez valorados se verá si se etiquetan como "caso sospechoso", por lo que previamente se extraerían las muestras para posteriormente confirmarse. "Pero mientras tanto hay que comunicarlo al ministerio", por lo que "esta tarde se hará definitivo si estos son casos en investigación o casos sospechosos", precisó.

Con respecto a las pruebas a realizar, Mejuto explicó que en primer lugar se realiza un diagnóstico preliminar para determinar si la persona tiene una afección vírica, de H1N1, y posteriormente se tiene que confirmar que la cepa y la serie es la misma que la de los casos de México para dar lugar al diagnóstico definitivo.

COORDINACIÓN CON EL MINISTERIO

Después de dar estas explicaciones a los medios de comunicación, Mejuto concluyó que los servicios sanitarios de Extremadura continúan "sin haber detectado algún supuesto caso de gripe porcina en la comunidad autónoma".

Por otro lado, la consejera explicó que desde la primera comunicación que hizo el Ministerio de Sanidad el pasado viernes a todas las comunidades autónomas en Extremadura sobre el riesgo de casos de gripe porcina en el país, en la región se establecieron todos los mecanismos de actuación al alcance y se actúa en coordinación"constante" con el ministerio.

Igualmente, se envió una circular a todos los gerentes de las áreas de salud de Extremadura, así como a los respectivos directores de Salud Pública de las medidas a adoptar. También se les indicaba que se "extremase" la vigilancia ante cualquier persona que acudiese a los centros de salud de la región presentando cualquiera de los síntomas o que hubiera regresado recientemente en Méjico.

Asimismo, Mejuto recordó que ayer por la tarde tuvo lugar una reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud por parte del Ministerio de Sanidad en la que se establecieron las actuaciones a seguir por parte de las CCAA, que consisten en "continuar lo que se venía realizando" y "concretar cómo se iban a comunicar los casos para que no haya confusión de información".

"TRANQUILIDAD" Y "CONFIANZA"

La titular extremeña de Sanidad quiso transmitir "tranquilidad" a la población y "confianza" en las autoridades sanitarias porque están trabajando de forma "coordinada" con el Ministerio de Sanidad y en contacto con la UE y la OMS, donde trabajan expertos en salud pública que son quienes marcan las directrices y van a determinar las pautas de actuación.

A su vez, recalcó que la situación en España está "controlada", dado que se han establecido los mecanismos de "prevención, de vigilancia y de control necesarios de forma exhaustiva" en las CCAA y en los aeropuertos con vuelos internacionales.

Por otro lado, Mejuto dijo que hay que ser "rigurosos" sobre este asunto y añadió que los casos que se están valorando en las diferentes comunidades autónomas de España como "posibles" se están investigando. Respecto a los casos constatados --uno en Almansa y otro en Valencia-- dijo que al de la localidad albaceteña que existe la "previsión de darle el alta hoy mismo puesto que no reviste ninguna gravedad".

COMITÉ DE ACTUACIÓN EN EXTREMADURA

Mejuto avanzó además que se ha convocado para mañana al Comité Ejecutivo de Actuación frente a la pandemia de gripe en Extremadura compuesto por directores generales responsables de las distintas administraciones públicas de la región con el fin de informar de las medidas puestas en marcha.

Además, la consejera informó de que ayer tuvo lugar una reunión con los gerentes de las áreas de salud y otra con el director general de salud pública y los directores de salud de las áreas.

El objetivo de estas reuniones fue "seguir incidiendo" en las medidas de control en caso de que alguna persona contactara con los servicios de atención sanitaria y, en caso de que apareciera, dictar las directrices oportunas "del protocolo a seguir sobre cómo transportar las muestras, cómo aplicar el tratamiento y valorar los posibles contactos".