Canarias cuenta con antivirales para al menos un 20% de la población en caso de pandemia de gripe A

La consejera regional de Sanidad agradece la "madurez de la sociedad canaria" que no ha colapsado los servicios de urgencias ante el avance del virus

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 13 (EUROPA PRESS)

La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Mercedes Roldós, informó hoy al Pleno del Parlamento regional de que en el caso de una posible pandemia de la denominada nueva gripe, el archipiélago dispone de un almacenamiento de antivirales que daría respuesta en un primer momento a un 20 por ciento de la población.

Así lo manifestó la titular autonómica, que compareció a petición propia en la Cámara legislativa para informar sobre la situación de la gripe, de las medidas que se han tomado desde que el 23 de abril se alertara sobre esta nueva variedad, así como de la inminencia de una pandemia por la multiplicación de casos en todo el mundo en apenas dos semanas.

La consejera no logró que los 60 diputados que representan a los canarios en la Cámara regional permanecieran atentos a su comparecencia. En total, 33 --en el momento más numeroso-- se quedaron a las 14.15 a escuchar cómo la Consejería ha afrontado "desde un primer momento" este nuevo virus que, según admitió Roldós, es una gripe presente "a nivel mundial" que se ha difundido en un "tiempo muy corto" y que de momento --y mientras no se desarrolle una vacuna-- el ser humano no está inmune, con el consecuente impacto sobre los sistemas de salud, así como socioeconómico.

"El impacto se puede reducir si hay contingencia", defendió la consejera, que indicó que esta pandemia "nos ha cogido con trabajo hecho". Reconoció, asimismo, que los trabajos realizados con la gripe aviaria ha permitido afrontar este fenómeno. Así, el Consejo de Dirección se reunió con el Servicio Canario de Salud (SCS) de forma inminente, alertando a la red sanitaria pública y privada del SCS sobre este asunto.

Ante el Pleno la consejera enumeró las medidas que se han llevado a cabo desde este fecha, como la creación de un Comité Científico o un Subcomité Asesor, además de otros grupos de trabajo como un comité científico con respuesta y un subcomité asesor, a lo que hay que sumar los antivirales. La diputada 'popular' reiteró que aún no se dispone de vacunas y que tardará meses en ponerse en marcha.

No obstante, incidió en que hay un 'stock' de antivirales, sobre todo Tamiflú, para atender al menos a un 20 por ciento de la población inicialmente. Asimismo, recordó que en materia de comunicación se ha previsto informar a la población a través de los números de teléfono 012 y 112, se ha programado una convocatoria con los medios para pedirles que eviten crear alarma, y ofreció su total disposición en caso de emergencia.

La 'popular' recordó también que a pesar del avance de la nueva gripe, en Canarias no se ha producido ningún caso, y que si bien se ha multiplicado el número de afectados en España --100-- no ha habido un sólo fallecido. Roldós expuso la medida para poner en marcha planes de pandemias en las empresas para evitar un impacto socioeconómico que pueda afectar a la población.

TRANQUILIDAD Y AGRADECIMIENTOS

La actuación del Gobierno de Canarias, así como del resto de administraciones, contó con el visto bueno de los portavoces de Sanidad presentes hoy en el Parlamento. Todos aplaudieron el buen hacer y la coordinación de la Consejería, si bien el nacionalista, José Izquierdo, enumeró los casos de pandemias de la historia pasando por los guanches y la batalla de Acentejo en Tenerife, y el socialista Juan Carlos Alemán hizo un discurso que miró hacia las otras epidemias y los países que no disponen de tantos medios, como Nigeria, en donde 26 millones de personas están afectados de Sida.

Roldós, que agradeció el gesto y las palabras de todos los diputados, reconoció la importancia de estar "tranquilos pero atentos" y no perder la vista ante la posible evolución del virus.

Resaltó, además, la madurez de la sociedad canaria, que no ha colapsado los servicios de urgencias, ni los números de teléfono, ni las farmacias, subrayando que la histeria colectiva "no debe colapsar los servicios de urgencias canarios" porque además de la gripe siguen produciéndose infartos, apendicitis y otras enfermedades que precisan de atención.