EE.UU. confirma la primera muerte por gripe porcina, con casi un centenar de enfermos

  • Washington, 29 abr (EFE).- El Gobierno de EE.UU. confirmó hoy el primer deceso por la gripe porcina, un niño mexicano de casi dos años, y el aumento de 64 a 91 de los casos de enfermos por este virus, que está presente ya en diez estados del país.

Washington, 29 abr (EFE).- El Gobierno de EE.UU. confirmó hoy el primer deceso por la gripe porcina, un niño mexicano de casi dos años, y el aumento de 64 a 91 de los casos de enfermos por este virus, que está presente ya en diez estados del país.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, quien recibe informes a diario sobre la evolución del brote, lamentó que por consecuencia del virus el niño mexicano de 23 meses falleciera la noche del lunes en Houston (Texas).

"Obviamente es una situación seria que estamos vigilando de cerca y de forma continua", dijo Obama sobre el avance del virus H1N1, al cumplir hoy cien días en el poder.

Obama calificó de "grave" la situación que vive el país, y dijo que las escuelas deberían considerar la suspensión de sus actividades si empeora el avance de la enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió hoy de que el brote de gripe porcina se aproxima a niveles de pandemia, a medida que la enfermedad avanza en Norteamérica, Europa y otros países.

Durante una conferencia telefónica, Richard Besser, director interino del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), dijo desde la sede de la entidad en Atlanta (Georgia) que el número de casos confirmados aumentó de 64 a 91 en diez estados.

Según CDC, 51 casos se registraron en Nueva York, 14 en California, 16 en Texas y dos en Kansas, Massachusetts y Michigan, cada uno. También ha habido un caso en Arizona, Indiana, Nevada y Ohio, respectivamente.

La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, rindió cuentas ante otro comité del Senado sobre esas medidas y reiteró que, por ahora, no se justifica el cierre de la frontera con México.

El epicentro del brote de gripe porcina aparentemente se encuentra en México, aunque las autoridades enfatizan que hay muchas preguntas sin respuestas sobre un virus tan "impredecible" como el H1N1.

Pese a las presiones políticas de algunos republicanos y grupos conservadores, Napolitano dijo ante el Comité de Seguridad Nacional del Senado que EE.UU. sólo cerraría la frontera sur si así lo recomendase el CDC tras determinar que existe un "impacto significativo sobre la propagación de la enfermedad en este país".

Un cierre de la frontera común supondría una gran interrupción en el comercio bilateral de aproximadamente 380.000 millones de dólares anuales, la mayoría del cual se produce por vía terrestre.

El asunto de las fronteras dominó buena parte de la audiencia de dos horas y generó duras preguntas del presidente del Comité, el senador Joe Lieberman, y los senadores republicanos Susan Collins y John McCain.

Napolitano fue secundada por la subdirectora interina para asuntos científicos del CDC, Anne Schuchat.

"La estrategia más eficaz ahora mismo es que nos centremos en las comunidades afectadas" y no en el cierre de la frontera, que sería "una distracción", dijo Schuchat.

Schuchat explicó que, contrario a la gripe común, que se cobra la vida de unas 36.000 personas en EE.UU. cada año, el virus H1N1 es algo "novedoso" del cual se sabe muy poco.

"La población no ha desarrollado inmunidad al virus", observó.

Tanto Napolitano como Schuchat insistieron también en que no se ha detectado el virus en los cerdos y que no hay peligro de contagio por el consumo de su carne o de productos porcinos.

Sin embargo, eso no convence a los países que ya han impuesto una veda a las importaciones de carne de cerdo de EE.UU.

Napolitano dijo que la decisión de cerrar las escuelas y demás sitios públicos recae en las autoridades locales y estatales, pero aseguró que el Gobierno está respondiendo de forma enérgica al brote.

De hecho, el CDC aconsejó el cierre de escuelas en las ciudades y estados donde se han registrado casos. Algunas escuelas neoyorquinas ya lo han hecho.

Por otra parte, Napolitano agregó que el Pentágono "continúa alistando planes" para proteger a las Fuerzas Armadas "en el caso de que escale este brote".

El Pentágono ordenó que un destacamento de 38 marines sea aislado y puesto bajo vigilancia médica ante la posibilidad de que uno de ellos, que ha enfermado, sufra de gripe porcina.