EE.UU. suspende la recomendación de cerrar los colegios ante la levedad de la gripe A

  • Washington, 5 may (EFE).- Estados Unidos ha decidido, ante la evidencia de que los casos de gripe A detectados son en general leves, suspender la recomendación del cierre de colegios cuando se detecte un brote, lo que permitirá regresar a las aulas a más de 300.000 estudiantes.

Washington, 5 may (EFE).- Estados Unidos ha decidido, ante la evidencia de que los casos de gripe A detectados son en general leves, suspender la recomendación del cierre de colegios cuando se detecte un brote, lo que permitirá regresar a las aulas a más de 300.000 estudiantes.

"La verdad es que el brote ha sido mucho menos virulento de lo que nos temíamos en un principio", dijo hoy en rueda de prensa la secretaria de Salud de EE.UU., Kathleen Sebelius, quien pidió, no obstante, no bajar la guardia.

La responsable de salud reconoció que hasta ahora la principal prioridad era la de mantener a los escolares sanos y salvos, lo que les había llevado a recomendar el cierre inmediato de un centro en cuanto se detectara un caso.

Como resultado de esta recomendación, ayer habían suspendido sus clases un total de 533 escuelas públicas y privadas en 24 estados, lo que obligó a quedarse en casa a unos 330.000 escolares.

En todo Estados Unidos hay unos 100.000 centros educativos con unos 55 millones de estudiantes.

Pese a que en Estados Unidos hay detectados más de 400 casos de gripe A, la inmensa mayoría son casos leves que no requieren hospitalización, coincidieron hoy tanto Sebelius como el responsable del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), Richard Besser.

Por ello se ha decidido cambiar las recomendación de cerrar las escuelas y dejar descansar la responsabilidad sobre los padres, a los que se pide que no lleven a los niños al colegio si caen enfermos, y sobre los profesores, que deberán estar vigilantes para detectar posibles nuevos enfermos.

En las últimas horas el número de casos de gripe A ha aumentado a 403 en EE.UU., con presencia en 38 estados, según el último boletín estadístico del CDC.

Los nuevos datos suponen un incremento del 40,9 por ciento con respecto al lunes, cuando el CDC recogía 286 casos confirmados en 36 estados de EE.UU.

No obstante, ese aumento no corresponde necesariamente a nuevos casos, sino más bien a la actualización de la base de datos a raíz de los resultados de las pruebas que entran desde los laboratorios.

Nueva York sigue encabezando la lista de los estados afectados por la gripe A, con 90 casos, seguido de Illinois, con 82 casos; California, con 49; Texas, con 41; Delaware, con 20; Arizona, con 17; Carolina del Sur, con 16, y Oregon, con 15 afectados.

El resto de estados registra un número de casos muy inferior. El margen varía entre uno y siete casos.

EE.UU. ha registrado únicamente un caso mortal, un niño mexicano de casi dos años, quien falleció la semana pasada en Texas.

El CDC ha completado la distribución a todos los estados del 25 por ciento de sus suministros de antivirales de la Reserva Estratégica Nacional, indicó en su boletín informativo.