El Banco Mundial llama a la calma ante el brote de gripe porcina

  • Washington, 29 abr (EFE).- Lo importante ante el brote de gripe porcina es estar "alerta pero no alarmado", dijo hoy a Efe Keith Hansen, responsable del Departamento de Salud del Banco Mundial para América Latina, quien instó a actuar en función de las pruebas científicas.

El Banco Mundial llama a la calma ante el brote de gripe porcina

El Banco Mundial llama a la calma ante el brote de gripe porcina

Washington, 29 abr (EFE).- Lo importante ante el brote de gripe porcina es estar "alerta pero no alarmado", dijo hoy a Efe Keith Hansen, responsable del Departamento de Salud del Banco Mundial para América Latina, quien instó a actuar en función de las pruebas científicas.

"Todos necesitamos reaccionar de forma adecuada y basándonos en las pruebas existentes", insistió Hansen, quien añadió que el reaccionar de forma exagerada o el adoptar medidas que no están basadas en la ciencia o los datos es contraproducente.

Varios países, entre ellos Ecuador, Rusia, Croacia, Serbia, Montenegro, China y Líbano, han vetado las importaciones de carne porcina de EE.UU. y México a pesar de que los científicos sostienen que el mal no se contagia por consumir carne de puerco.

Por lo demás, Hansen indicó que las epidemias pasadas pusieron de manifiesto que "cuanto antes y más decididamente se actúe", mejores resultados se obtienen a la hora de limitar el alcance del brote.

Mencionó, en ese sentido, que eso explica el que las autoridades tomen medidas drásticas en la fase inicial, aunque, insistió en que "en la mayoría de los casos (los brotes) resultan menos aterradores de lo que se pensó en un principio".

Destacó, por lo demás, que por el momento la gripe porcina "afecta a un número relativamente pequeño de personas en un número relativamente pequeño de países" y subrayó que "definitivamente no es una pandemia".

El brote afecta a México, Canadá, Nueva Zelanda, Israel, Gran Bretaña, España y EE.UU., donde hoy se informó del primer muerto, que se suma a los 49 contagios confirmados en México, incluidas siete muertes, y a más de 150 casos sospechosos.

La gripe común provoca alrededor de 36.000 muertes al año en Estados Unidos y entre 250.000 y 500.000 en el mundo.

Hansen destacó que lo más importante para los países afectados es que las autoridades sanitarias se comuniquen de forma transparente y regular con la población.

Recomendó a los Gobiernos que ofrezcan "información puntual y que se aseguren de que la gente está alerta pero no alarmada".

Mencionó que las autoridades sanitarias deben alentar la higiene y el que la población adopte medidas sencillas como, por ejemplo, lavarse las manos y asegurarse que eviten el contacto con gente que creen puede estar enferma.

Añadió que, por el momento, todavía es demasiado pronto para pronosticar el impacto económico del brote, "que dependerá mucho del alcance, la naturaleza y la duración de la epidemia o la pandemia si llegase a convertirse en tal".

Reconoció, de todos modos, que esta enfermedad llega "en el peor momento posible" al coincidir con la más grave recesión económica desde la II Guerra Mundial.