El Gobierno difunde folletos entre la población con recomendaciones para evitar el contagio de la gripe porcina

MÉXICO D.F, 25 (EUROPA PRESS)

La Secretaría de Salud de México aconsejó ayer cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo al hablar y no saludar ni con un beso ni con las manos, entre una serie de recomendaciones para prevenir el contagio del brote de gripe porcina que ha hecho saltar las alarmas ante su rapidez de propagación por todo el país.

En un comunicado recogido en la página web de la Secretaría, las autoridades aconsejaron mantenerse alejados de las personas que tengan dicha infección, y cuya cifra se calcula que ronda los 1.000 contagiados, así como evitar compartir alimentos y ventilar la entrada de sol en los luegares cerrados.

En caso de presentar un cuadro de fiebre alta, tos, dolor de cabeza o muscular y de articulaciones, deberían acudir de inmediato al centro médico más cercano. La buena alimentación y la higiene también ayuda a prevenir este virus, y en ese sentido el Gobierno mexicano aconsejó comer mucha fruta y verdura y lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

¿QUÉ ES LA GRIPE PORCINA?

El brote de esta gripe porcina que se podría haber cobrado la vida de más de 60 personas en el país norteamericano, es una enfermedad de las vías respiratorias causada por tres tipos de virus extremadamente contagiosos que pueden mutar. Este virus afecta a todas las edades, aunque la mayoría de contragios se dan en niños y ancianos, ya que tienen menos defensas que el resto de población.

No hay que confundir un resfriado con la gripe porcina, que aunque se trata en ambos casos de enferemdades respiratorias agudas y tienen síntomas comunes, las consecuencias son bien distintas. Los contagios se producen a través de persona a persona, de las secreciones de nariz y boca o por contacto directo, principalmente las manos y los besos, según advirtió el Gobierno de Felipe Calderón que se apresuró a difundir folletos con estas indicaciones a todos los ciudadanos, ante el carácter de emergencia que tomó la situación.

Además, explicó de que es un virus altamente contagioso, sobre todo en lugares cerrados. En ese sentido, se estima que ante una epidemia como ésta podría recorrer el mundo en un periodo de tres a seis meses.

Así las cosas, la Secretaría informó de los síntomas que sienten aquellos que ciudadanos contagiados por la gripe, entre los que destacó la fiebre alta, frecuente tos, dolor de cabeza, falta de apetito, congestionamiento nasal, y malestar en general.

Para evitar que el contagio se expanda al resto de población, lo conveniente es permanecer en casa y no salir de ella a no se que se trate de una urgencia, cubrirse la boca con un pañueño al hablar y evitar tocarse los ojos, la boca y la nariz ya que el virus se disemina cuando una persona toca algún objeto contaminado y luego no se lava.

El ente gubernamental aconsejó además evitar el polvo, el humo del tabaco y otras sustancias que puedan interferir en la respiración, si bien dijo que si a las 24 horas no se repite ninguno de los síntomas sentidos previamente, entonces se puede volver a hacer vida normal.

En el caso de aquellos mexicanos que tengan dudas de si pueden haber sido contagiados por la gripe porcina, la Secretía recomendó que acudan cuanto antes a un centro médico y se sometan a un examen clínico detallado. El diagnóstico se realiza mediante la identificación del virus en secreciones de nariz o laringe durante las primeras 24-72 horas de iniciada la enfermedad, o bien mediante muestras de sangre.

MEDIDAS DE LA ONU

Por su parte, Naciones Unidas también ha lanzado una serie de advertencias a los diplomaticos que trabajan en México ante el riesgo de una pandemia en el país. Según el organismo "es de espera que pronto se presente una nueva pandemia", pues "las pandemias de gripe son eventos raros pero recurrentes", y recordó que durante el siglo XX se produjeron tres, en los años 1918, 1957 y 1968.

Según informa en un comunicado, la ONU "ha preparado un Plan de Acción consistente en una serie de acciones para proteger a los funcionarios y sus familias en caso de que se presente una pandemia". El plan incluye las acciones para la detección oportuna de casos, reserva de medicamentos vacunación a los grupos de riesgo y otras acciones.

La ONU alertó de que cada año enferman 500 millones de personas a nivel mundial de los cuales entre 3 y 5 millones se convierten en casos graves y ocurren alrededor de 250.000 a 500.000 muertes.