ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

El Plan Nacional de Preparación y Respuesta ante una Pandemia de Sanidad fue actualizado por última vez en 2006

A partir de la fase 5 se recomienda revisar las reservas de antivirales disponibles ante una pandemia

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El Plan Nacional de Preparación y Respuesta ante una Pandemia de Gripe que está siguiendo el Ministerio de Sanidad y Política Social para hacer frente fue actualizado por última vez en diciembre de 2006, centrándose principalmente en el virus aviar H5N1, a pesar de que muchas de las medidas que incorpora son aplicables ante cualquier virus.

Según este documento, al que tuvo acceso Europa Press, se presentan las actividades realizadas agrupadas en las cuatro líneas estratégicas que propone el documento 'Plan de Acciones Estratégicas para la Gripe Pandémica 2006-2007' publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre éstas directrices está el reducir la exposición humana al virus para reducir las oportunidades de infección en humanos; reforzar los sistemas de alerta precoz para asegurar que el país es capaz de detectar los casos rápidamente para que puedan ser tratados; intensificar las operaciones de contención rápida, que aseguren la rápida investigación y las agrupaciones de casos, y el manejo y toma de medidas de forma rápida para prevenir la transmisión del virus; y desarrollar las capacidades para manejar una pandemia y asegurar que a nivel nacional y autonómico están elaborados y probados los planes de preparación y respuesta frente a la pandemia.

Para armonizar en lo posible la respuesta, un subcomité de Respuesta a la Emergencia en los Servicios Sanitarios --que, por el momento, no se ha creado-- ha de facilitar la elaboración de protocolos sobre control de la infección en el medio hospitalario y el manejo clínico de los pacientes.

Del mismo modo, y pensando en un aumento brusco de la demanda asistencial, se proponen criterios para establecer un sistema de clasificación rápida de pacientes y desvió de los mismos para disminuir el riesgo de transmisión de la infección. Además, el resto de los grupos y subcomités deberán elaborar documentos de consenso sobre los aspectos clave de la respuesta, impulsando el desarrollo y puesta en marcha de los Planes Autonómicos.

Hasta el momento, y desde que el lunes se confirmó el primer caso de esta 'nueva gripe' en España, el Comité Ejecutivo Nacional para la Prevención, el Control y el Seguimiento de la Evolución Epidemiológica del Virus de la Gripe convocó un Grupo Operativo del Comité Ejecutivo, un Comité científico, y tres subcomités de vacunación y antivirales, comunicaciones y vigilancia, respectivamente, en función de lo expuesto en el Plan de 2006.

Del mismo modo que la OMS, la Comisión Europea publicó en 2005 un documento de planificación de la preparación y respuesta ante una pandemia en que también se distinguían seis fases, tal y como recoge el plan español. Así, la fase 4 declarada en esta ocasión se aplica cuando existen pequeñas agrupaciones con limitada transmisión de persona a persona.

En estos casos, el Plan Nacional recomienda como principal objetivo de salud pública contener la transmisión del nuevo virus dentro de los focos localizados o retrasar la difusión con el fin de ganar tiempo para aplicar las medidas de respuesta.

FASE 5 DE ALERTA PANDÉMICA

El siguiente escalafón en los niveles de alerta sería la fase 5, cuando ya se dan "agrupaciones mayores" de casos lo que indica que, aunque la transmisión persona a persona siga siendo localizada, el virus está aumentando su adaptación a los humanos.

En estos casos, se exije "maximizar los esfuerzos para contener o retrasar la difusión del virus para impedir una pandemia y así "ganar tiempo" para aplicar todas las medidas de respuesta, obligando también a revisar las reservas de antivirales disponibles y los compromisos de adquisición de vacunas, garantizando que la cadena de distribución de todos estos fármacos esté preparada.