"Ha sido un choque ver que en España se percibe la situación con más alarma", dice un residente balear llegado de México

PALMA DE MALLORCA, 27 (EUROPA PRESS)

Recién aterrizados en la T-4 de Barajas, el ambiente que se respira entre los pasajeros procedentes de México es de absoluta tranquilidad, aunque deja de serlo cuando a su llegada al aeropuerto se ven sorprendidos por un minucioso control sanitario y policial y una nube de cámaras. Entre ellos se encuentra el residente balear José Mateo, que considera "un choque" ver cómo en España se percibe con "más alarma" que en el país centroamericano la situación generada en torno a la gripe porcina.

Tal y como manifestó en declaraciones a Europa Press, en México no se percibe de la misma forma la gravedad del brote de la enfermedad producido en el Estado mexicano y en Estados Unidos, donde se informa de forma continua de la situación generada tras detectarse este nuevo tipo de influenza porcina. "Hay una especie de paranoia que en México no se ha desatado y parece que aquí ha generado mayor inquietud", manifestó.

Tras un mes en el país y ya en Palma, asevera que la detección de la gripe tan sólo coincidió con sus dos últimos días de estancia en México, y tanto en el aeropuerto de origen como en Barajas tuvo que someterse, al igual que los demás pasajeros, a un interrogatorio por parte de las autoridades sanitarias sobre si han padecido hasta el momento síntomas relacionados con la gripe, como fiebre, tos y dificultades respiratorias.

Cabe recordar que dos jóvenes de Mallorca, un hombre y una mujer, se encuentran ingresados en el Hospital de Son Dureta tras presentar síntomas de la gripe porcina, tras haber regresado en los últimos días de México, según informó esta mañana el conseller de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, quien manifestó que en 24 horas se podrá confirmar si padecen esta enfermedad.

En rueda de prensa, Thomàs señaló que ambos casos son sospechosos de padecer esta enfermedad, debido a que presentaban sus síntomas, como un cuadro de fiebre, molestias de músculos y dolor de cuello, por lo que han sido aislados en dos habitaciones del Hospital de referencia de Baleares. Además, se ha activado el protocolo de contactos, debido a que uno de los jóvenes vive en pareja, a quien también se le harán pruebas, mientras que la otra persona afectada vive sola.

En este sentido, el conseller remarcó que se está aplicando el protocolo de actuación en caso de pandemias, dado que se les ha ingresado en estado de observación y se les están practicando todas las pruebas pertinentes, con el fin de tener un diagnóstico en 24 horas. Por otro lado, destacó que la Conselleria de Salud ha activado todos los sistemas de vigilancia epidemiológica y remarcó que la situación está "controlada", por lo que dijo que "no hay ninguna situación de emergencia, ni de alarma sanitaria".