Israel y Nueva Zelanda confirman casos de gripe porcina

MÉXICO DF (Reuters) - Nueva Zelanda e Israel confirmaron el martes casos de gripe de origen porcino, los últimos países en verse afectados por una nueva cepa que ha matado a 149 personas en México y que amenaza con convertirse en una pandemia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó a 4 desde 3 el nivel de alerta de pandemia, lo que indica un incremento significativo del riesgo de contagio global. Los mercados mundiales se desplomaron por temor a que el brote agrave la ya profunda crisis global.

Nadie ha muerto fuera de México, pero se han detectado más de 50 personas infectadas en Estados Unidos, seis en Canadá, y cuatro al otro lado del Atlántico, dos en Escocia y otros dos en España. Otros posibles casos se estudian en Corea del Sur y Australia.

El Ministerio de Sanidad de Nueva Zelanda dijo que tres de las 11 personas de un grupo escolar que visitó recientemente México habían dado positivo, y que se esperaba que los otros ocho casos pudieran dar positivo cuando concluyeran los análisis.

El transportista israelí, de 26 años, también había regresado recientemente de México.

"Su condición es buena pero se le mantiene hospitalizado en observación", dijo el portavoz del ministerio Einav Shimron.

Uno de los misterios del actual brote es por qué todos los casos detectados fuera de México hasta ahora son relativamente benignos.

La OMS dijo que la gripe se estaba propagando por transmisión de persona a persona, pero no recomendó restricciones de viaje por la gripe porcina.

"La OMS no recomienda ninguna restricción a los viajes o cierres de fronteras", dijo el portavoz en Ginebra.

Los mercados bursátiles de Europa y Asia retrocedieron, con las acciones de las aerolíneas soportando otra caída mientras las de las empresas farmacéuticas obtenían ganancias. El yen subió frente al euro y al dólar mientras los inversores reducían las exposiciones las monedas de más riesgo.

El crudo cayó un dos por ciento, bajando de los 50 dólares el barril.

ALERTAS DE VIAJES

Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos difundieron alertas de viaje a México, donde el turismo es la tercera fuente de divisas del país.

Japón avisó a sus ciudadanos en México que consideren regresar a casa pronto, diciendo que podrían tener dificultades para salir y para obtener un adecuado tratamiento médico.

China prometió informar de los casos puntualmente. Los periódicos estatales urgieron a las autoridades a ser transparentes y evitar el tipo de ocultamiento que provocó el pánico durante la epidemia de SARS (las siglas inglesas del Síndrome Respiratorio Agudo y Grave) en 2003.

Las empresas asiáticas reforzaron las precauciones, restringiendo los viajes y recomendando a sus empleados medidas de protección contra el virus.

"Estamos limitando todos los viajes no esenciales a lugares donde se han detectado casos de gripe porcina, y los miembros de la compañía que regresen de esas zonas estarán en cuarentena por un periodo de tiempo antes de permitirles entrar en nuestras fábricas o instalaciones", dijo Edmung Ding, portavoz de la empresa electrónica taiwanesa Hon Hai, que tiene varias fábricas en México.

Yuen Kwok-yung, un destacado microbiologista de la Universidad de Hong Kong, dijo que los factores clave para ralentizar la enfermedad eran "el control de fronteras y la higiene".

La última pandemia de gripe se produjo en 1968 con la llamada "gripe de Hong Kong", que se cobró la vida de cerca de un millón de personas en todo el mundo.

La nueva cepa de gripe, una mezcla de varios virus de cerdos, aves y humanos, supone el mayor riesgo de pandemia desde 1997, cuando surgió la gripe aviar, que causó la muerte a varios cientos de personas.

TRABAJANDO COMO TODOS LOS DÍAS

En la populosa capital mexicana, muchas personas, desde directores de empresas hasta taxistas, llevan mascaras en la cara mientras los aerolíneas vigilaban síntomas de gripe en los pasajeros.

"Derrotaremos esta amenaza", dijo el alcalde de Ciudad de México, Marcelo Ebrard, el lunes por la noche.

Por si fuera poco con la epidemia de influenza, los mexicanos se llevaron otro susto el lunes cerca del mediodía cuando un temblor de magnitud 5,6, con epicentro cercano a la ciudad de Chilpancingo, sacudió los edificios altos de la capital e hizo evacuar varios de ellos.