Jiménez dice que Rusia va a dejar de recomendar no ir a España

GINEBRA/MADRID (Reuters) - La ministra española de Sanidad, Trinidad Jiménez, dijo el lunes que Rusia va a dejar de recomendar no viajar a España por la nueva gripe, después de haberse reunido con su homóloga rusa en Ginebra.

Las autoridades rusas habían hecho una recomendación genérica de no viajar a aquellos países más afectados por el virus H1N1 de la gripe, pero el Gobierno español les ha convencido de modificar esta recomendación respecto a España, aseguró la ministra.

"La viceministra rusa ha quedado muy satisfecha con las explicaciones", dijo Jiménez en unas declaraciones a Radio Nacional de España.

"En el caso de España, tras la cooperación que hemos mantenido se dan completamente por satisfechos y han concluido que España es un país seguro para viajar, y por tanto para ellos no existe ninguna razón para mantener la razón de no viajar", agregó.

España tiene 103 casos de la nueva gripe, de los que ninguno está hospitalizado y todos han presentado un estado leve y una respuesta favorable al tratamiento. Todos salvo 30 estuvieron en México.

Los dos países ya han tenido una divergencia anterior con motivo de esta enfermedad, puesto que las autoridades rusas prohibieron inicialmente la importación de carne de porcino y animales vivos procedentes de España.

Tras la intervención del Gobierno español, Rusia ha ido suavizando esta prohibición, y en la actualidad sólo la mantiene para alguna de las provincias en las que se han dado casos.

Jiménez se encuentra en Ginebra con motivo de una reunión de ministros de Sanidad de todo el mundo, en el que han acordado dejar de lado prácticamente todos los temas excepto la gripe en la agenda de su asamblea anual, de manera que puedan regresar antes a sus países para vigilar la cepa H1N1 que ahora está afectando a Japón.

ASAMBLEA DE LA OMS EN GINEBRA

El nuevo virus que ha matado a 66 personas en México, donde está su epicentro, ha causado infecciones al menos en 39 países y ha llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a decir que es inminente una pandemia.

La gripe H1N1 ha causado síntomas leves en la mayoría de los 8.480 infectados hasta la fecha.

Los ministros esperan también llegar a un acuerdo sobre cómo se debe tratar la enfermedad y compartir las muestras del virus con las compañías farmacéuticas que trabajan para elaborar vacunas para luchar contra la cepa, que es una mezcla genética de virus porcino, aviar y humano.

Los países ricos y pobres continúan enfrentados sobre asuntos sobre si puede patentarse material biológico. La reunión también discutirá las necesidades de las naciones pobres de antivirales como Tamiflu de Roche y Relenza de GlaxoSmithKline y cualquier vacuna desarrollada para hacerle frente.

La directora-general de la OMS, Margaret Chan, incrementó el mes pasado la alerta de pandemia global hasta la fase 5 en respuesta a la expansión del virus H1N1 en Norteamérica, donde ha infectado a la mayoría de los enfermos y causado los efectos más graves.