La gripe en México desata el temor mundial; más casos en EEUU

Por Pablo Garibian y Adriana Barrera

MÉXICO DF (Reuters) - México intentaba contener el brotes de un nuevo tipo de gripe que el sábado hizo subir a 81 las posibles muertes vinculadas con el virus, mientras crecían los casos en Estados Unidos y el miedo a una epidemia mundial.

Las autoridades mexicanas dijeron que tenían registrado un total de 20 muertes comprobadas con estudios por este tipo de gripe, una mutación de un virus porcino, pero creen que son muchas más.

"Se han registrado 81 defunciones probablemente vinculadas al virus", dijo el sábado por la tarde en una rueda de prensa el secretario de Salud, José Ángel Córdova, apuntando que hay 1.324 pacientes que están o han estado en estudio que podrían haber contraído el virus.

Del otro lado de la frontera, en Estados Unidos, los casos aumentaron a 11 en las últimas horas.

"Yo creo que sí es más grave de lo que nos dicen", dijo Lidia Díaz, una visitadora médica de 35 años que estaba enferma de gripe y llevaba una mascarilla, que planeaba ir al hospital con su bebé.

Aunque aseguraron que no existen vacunas, las autoridades federales dijeron que tienen antivirales contra el virus.

El presidente Felipe Calderón llamó a la calma, poco antes de anunciar que emitió un decreto dando poderes especiales al Gobierno para hacer estudios a enfermos y aislarlos.

"La buena noticia es que esta enfermedad es curable. Y tenemos los medicamentos suficientes para poder atenderlos", dijo.

Pero los temores de una pandemia aumentaban mientras se revelaban los nuevos casos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el sábado al brote de gripe como un "suceso de salud pública de preocupación internacional".

La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, dijo que la enfermedad "tiene potencial pandémico porque está infectando a las personas", aunque aún no se puede decir se causará o no una pandemia.

La nueva cepa de gripe porcina, una mezcla de virus de influenza porcina, humana y aviaria, todavía no se comprende bien y la situación evoluciona rápido, según Chan, algo que es un factor de riesgo para un brote masivo.

SIN ACTOS MULTITUDINARIOS

México cerró sus museos, mantiene suspendidas las clases de millones de alumnos y también decidió que los concurridos partidos de fútbol se jueguen a puerta cerrada para evitar aglomeraciones y contagios, además de suspender cientos de eventos públicos, incluyendo una carrera de atletismo el sábado.

Como parte de las precauciones, el secretario de Salud y otros funcionarios mexicanos pidieron a la población que eviten multitudes, utilicen mascarillas, no compartan alimentos y no se saluden de mano ni de beso. También pidió la suspensión también de actividades en centros religiosos, teatros, cines y discotecas, entre otros.

Además anunció que se extenderá hasta el 6 de mayo la suspensión de clases en las escuelas de todos los niveles educativos en la capital, el vecino Estado de México y agregó al estado de San Luis Potosí, en el centro del país.

En la populosa Ciudad de México y sus alrededores, donde viven unos 20 millones de personas, muchos circulaban con tapabocas y soldados apostados en distintos puntos de la capital regalaban mascarillas a los transeúntes. Los asustados habitantes de la ciudad cancelaban planes de fin de semana, compraban provisiones en supermercados y se refugiaban en sus casas.

La mayoría de muertos por la nueva cepa de virus se registró en la capital mexicana y tenían entre 25 y 45 años, algo considerado preocupante por especialistas porque la gripe estacional suele ser más letal con niños y ancianos.

"Al día de ayer (viernes) ya no hubo una defunción dentro del sistema (...), los enfermos están reaccionando adecuadamente", dijo el secretario de Salud de la capital mexicana, Armando Ahued, en conferencia de prensa.

En Estados Unidos, se detectaron 11 personas infectadas con la cepa H1N1 y la Casa Blanca vigilaba de cerca los casos.

En Kansas, responsables sanitarios confirmaron dos casos de personas infectadas con virus porcina y un séptimo caso apareció en California, que se sumó a dos en Texas.

Y en la costa este, en Nueva York, las autoridades han confirmado que ocho escolares tienen un virus de gripe tipo A que podría ser gripe porcina.

"Lo que preocupa de esto es que podría ser influenza porcina y segundo que se está propagando de persona a persona", dijo el comisionado de Salud de Nueva York, Thomas Frieden.

En Londres, un miembro de la tripulación de British Airways fue llevado al hospital como medida de precaución después de mostrar síntomas de influenza en un vuelo que venía de la Ciudad de México, según la aerolínea.

Aunque ningún país ni organización internacional han emitido alertas de viaje a México, numerosos, entre ellos España, han aconsejado una serie de precauciones, como extremar el cuidado de la higiene personal y vigilar el estado de salud en los días posteriores al regreso.

La última pandemia de gripe fue en 1968, cuando la gripe "Hong Kong" se cobró la vida de alrededor de un millón de personas en todo el mundo.