La gripe mata un canadiense, confirman casos en Japón, Australia

MEXICO DF (Reuters) - La nueva cepa de gripe H1N1 provocó la muerte de una primer paciente en Canadá, convirtiéndolo en el tercer país, después de México y Estados Unidos, que notifica una muerte debido al virus que ha contagiado a más de 3.400 personas en 28 países.

El principal responsable médico de la provincia canadiense de Alberta dijo el viernes que una mujer de unos 30 años, que murió el 28 de abril, no había viajado a México, epicentro del brote de gripe, lo que sugiere una propagación más sostenida de la infección.

Japón y Australia confirmaron sus primeros casos el sábado, aunque no se han registrado muertes en esos países.

La muerte de la mujer canadiense elevó a 48 la cifra total de fallecimientos confirmados por el virus en el mundo. El virus es una extraña mezcla de elementos de virus de humanos, cerdos y aves y un virus porcino europeo que no había sido visto antes en América del Norte.

En Alberta también se produjo el contagio de una piara de cerdos con la cepa H1N1 de la gripe, que aparentemente portaba un hombre que había viajado a México.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) mantuvo su nivel de alerta global a una pandemia en 5, debido a que el nuevo virus no se ha propagado con rapidez fuera de América del Norte, donde responsables estadounidenses esperan que se extienda por sus 50 estados.

Japón dijo que sus primeros tres casos confirmados corresponden a un hombre de cerca de 40 años y dos adolescentes que pasaron un tiempo en Canadá.

El primer caso de Australia fue una mujer de 28 años que regresó el jueves en un vuelo desde Los Ángeles.

Responsables de Salud dijeron que la mujer había mostrado síntomas de gripe mientras viajaba en Estados Unidos en abril, pero que se había recuperado desde entonces. Los pasajeros del mismo vuelo estaban siendo contactados.

OTRA MUERTE MEXICANA

En México, las autoridades informaron de una nueva muerte, basándose en exámenes de laboratorio a pacientes que han fallecido en los últimos días, para elevar el total de víctimas en el país a 45. Una cuarta parte de los muertos tenían sobrepeso, dijo el Gobierno.

El virus también mató a dos personas en Estados Unidos, donde el presidente Barack Obama dijo "estamos viendo que el virus podría no ser tan virulento como temimos inicialmente, pero esto aún no ha terminado".

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) de Estados Unidos informaron el viernes de 1.639 casos en el país, un aumento de 896 respecto del jueves, un salto esperado debido a la confirmación de una serie de pruebas pendientes en los laboratorios. El total de casos en México subió a 1.364 desde 1.204.

En España, el número de casos confirmados subió el viernes a 93, cinco más que el día anterior, según informó el Ministerio de Sanidad y Política Social, al tiempo que sigue descendiendo el número de casos en investigación, y ya son 40.

Las cifras mundiales se mantienen en al menos 3.416 casos, según la OMS, el CDC y autoridades nacionales de salud.

En Hong Kong, las autoridades dijeron que un hombre mexicano que se convirtió en el único caso confirmado de la ciudad recibió el alta y salió del hospital donde recibía tratamiento. Hong Kong impuso cuarentena a unos 300 huéspedes y trabajadores de un hotel donde se alojó el hombre.

Esas personas fueron liberadas en la noche del viernes.

En México, donde la diabetes es la principal causa de muerte, responsables dijeron que un 24 por ciento de las víctimas de la gripe eran obesos.

Las autoridades dijeron que la rápida implementación de medidas de cuarentena, desinfección de espacios públicos y educación sobre la higiene de las manos ayudaron a controlar la propagación del virus.