La OMS podría elevar el nivel de alerta por pandemia si el brote de fiebre porcina no remite

GINEBRA, 27 (Reuters/EP)

El comité de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) podría elevar el nivel de alerta por pandemia al 4 o el 5 dado que el brote de gripe porcina parece no remitir, según informó hoy un portavoz de la agencia de la ONU, Gregory Hartl.

El paso a la fase 4 significaría que la OMS cree que el virus podría transmitirse de persona a persona y provocar grandes brotes. El índice va del 1 al 6, siendo este último nivel el de transmisión eficiente y sostenida entre humanos. En el caso de que se pasara al nivel 5 significaría que la OMS considera que la enfermedad ya se está propagando significativamente entre humanos.

Hartl subrayó que la enfermedad, confirmada en México, Estados Unidos, Canadá y España, se ha extendido a varios puntos, lo suficiente como para elevar el nivel de alerta al 4. No obstante, reconoció que hace falta más información para ver cómo se está propagando la enfermedad, por ejemplo si los casos en otros países han sido importados desde México.

Según el portavoz, es posible que el comité, cuya reunión fue adelantada a hoy y estaba prevista para mañana, decida que es demasiado pronto para elevar el nivel de la fase 3, donde fue fijado en 2005 cuando la OMS introdujo el sistema para supervisar la gripe aviar. Desde entonces, la alerta por pandemia no se la elevado.

"El hecho de que hayamos convocado hoy esta reunión un día antes ciertamente parece indicar que es un acontecimiento y una situación que está evolucionando y que tiene que ser abordada de forma urgente", señaló en teleconferencia.

Asimismo, informó de que las autoridades sanitarias de Estados Unidos han dado los primeros pasos hacia la producción de una vacuna contra el virus al que se atribuye la muerte de más de 100 personas en México, si bien la mayoría de los casos aún no están confirmados.

Según explicó, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidense ha tomado una muestra del virus H1N1 que causa la enfermedad y está realizando la primera fase para la elaboración de una vacuna. "Sabemos a ciencia cierta que ha comenzado el trabajo para producir una vacuna", afirmó, añadiendo que normalmente se tarda entre 5 y 6 meses en esta fase inicial antes de que una vacuna pueda estar a la venta.