La ONU y las farmacéuticas ultiman el plan para fabricar la vacuna de la gripe A

  • Ginebra, 19 may (EFE).- Naciones Unidas y la industria farmacéutica ultimaron hoy el plan para poder fabricar una vacuna contra la gripe A en caso de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) decida que su producción es necesaria.

Ginebra, 19 may (EFE).- Naciones Unidas y la industria farmacéutica ultimaron hoy el plan para poder fabricar una vacuna contra la gripe A en caso de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) decida que su producción es necesaria.

"Soy consciente y aprecio el esfuerzo que las industrias farmacéuticas de los países desarrollados y en desarrollo han hecho tanto en investigación como en preparación tecnológica", afirmó en rueda de prensa el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

El secretario general presidió hoy junto a la directora general de la OMS, Margaret Chan, una reunión con representantes de 30 farmacéuticas de todo el mundo para coordinar la estrategia sobre la eventual fabricación de una vacuna contra la nueva gripe.

En la reunión -que se desarrolló en paralelo de la Asamblea Mundial de la Salud, máxima instancia de decisión de la OMS- participaron ejecutivos de farmacéuticas de Austria, Bélgica, Brasil, China, Corea, Egipto, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Holanda, India, Indonesia, Irán, Japón, México, Rumanía, Rusia, Suiza, y Vietnam.

En el encuentro no se determinó si se va a fabricar o no la vacuna, dado que eso depende de factores científicos a ser analizados por la OMS, pero sí que se discutió el plan de acción para crearla.

Según la nueva actualización hecha hoy por la OMS, en caso de pandemia, se necesitarían 5.000 millones de dosis de la nueva vacuna.

Aunque Chan explicó que esa es una cifra que puede variar, dado que el tipo de vacuna y por tanto, el número de dosis necesarias, dependerá del tipo de virus y de su comportamiento, algo que aún se conoce con exactitud.

"Aun persisten muchas dudas científicas que nos impiden tener todas las respuestas sobre la vacuna", especificó Chan.

No obstante, para estar preparados en caso de que la OMS decida que la vacuna es necesaria, las farmacéuticas ya tienen disponibilidad de obtener el virus salvaje de la nueva gripe.

Sin embargo, la mayoría esperarán a obtener de los laboratorios asociados a la OMS la cepa del virus que es efectivamente manipulable y que permite la producción de la vacuna, un proceso que puede demorarse unos 15 días. Posteriormente, se iniciaría el proceso de fabricación, que puede durar meses.

En la reunión de hoy, la Red de Productores de Vacunas de los Países en Desarrollo se comprometieron públicamente a entregar a precios casi de costo un 10 por ciento de toda la producción de la vacuna contra la gripe A, en caso de que ésta comience a fabricarse.

"Nos hemos comprometido a entregar a las agencias de la ONU, al mínimo costo posible, un 10 por ciento de toda nuestra producción de vacunas contra la nueva gripe, si fuera necesario producirla", dijo a Efe Suresh Jadhav, portavoz de la Red y director ejecutivo del Instituto Serum de la India.

Consultada sobre este extremo y sobre si los países desarrollados habían expresado algún tipo de compromiso similar, Chan respondió airada.

"Cada compañía es diferente y tiene distintas estrategias. Todas, tanto las de los países desarrollados como las de los países en desarrollo mostraron compromiso, no esperen que en una reunión como esa puedan hablar una por una".

Por su parte, el secretario general mostró su confianza en que los países más pobres "no serán olvidados".

"Espero que prevalezca la solidaridad con los países en desarrollo", solicitó Ban, quien explicó que hoy se reunirá con los miembros de la iniciativa I-8 que pretende encontrar formas innovadoras para financiar la salud pública mundial.

Actualmente, y según los datos de la OMS, en el mundo hay 9.830 infectados en 40 países, de los que 79 fallecieron.

La OMS sigue manteniendo el nivel de alerta pandémica en la fase 5, sobre 6, porque considera que aún no ha habido contagio comunitario en otra región que no sea la de las Américas.

En este sentido, Chan señaló que a pesar de que el Gobierno de Japón sospecha que ya ha habido en ese país contagios del virus AH1N1 dentro de la comunidad, "no es inusual que se den algunos casos en los que no se puede identificar un lazo familiar o de contacto directo. Eso también ha ocurrido en EEUU y Reino Unido".