Los casos confirmados de gripe H1N1 en España suben a 88

MADRID/GINEBRA (Reuters) - El número de casos confirmados de la cepa H1N1 de la gripe subió el jueves a 88 en España, según informó el Ministerio de Sanidad y Política Social, siete más que el día anterior.

Al mismo tiempo, sigue descendiendo el número de casos en investigación, que ahora son 33.

Andalucía se mantiene como la comunidad autónoma con más casos, con 27, cuatro más que ayer, seguida de Cataluña, con 24, uno más que el miércoles, y Comunidad Valenciana, con 23, dos más.

Además, hay cinco casos en Castilla-La Mancha, cuatro en Madrid, y uno en Aragón, Extremadura, Galicia, Murcia y País Vasco.

Del total de personas que han dado positivo, ya no hay ninguna hospitalizada, según lo notificado por las comunidades autónomas.

"Todos los casos han presentado un cuadro clínico leve y una respuesta favorable al tratamiento", informó Sanidad en un comunicado.

Se trata de viajeros que recientemente habían estado en México, salvo nueve personas.

Los análisis han descartado ya 138 personas que estaban en estudio.

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, dijo el miércoles que la situación en España "está muy controlada y es muy estable".

LA OMS MANTIENE EL NIVEL DE ALERTA

Por su parte, el director general adjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Keiji Fukuda, informó de que la nueva cepa aún no se ha propagado de forma sostenida fuera de Norteamérica, por lo que el nivel de alerta pandémica global se mantiene en fase 5 de una escala de 6.

"Seguimos en la Fase 5. No hay cambio", afirmó en una conferencia de prensa. "Continuamos viendo transmisión de humano a humano, transmisión a nivel de comunidades, principalmente en Norteamérica. No hemos visto esto todavía en ninguna otra parte".

La semana pasada, la directora general de la OMS, Margaret Chan, elevó la alerta al nivel 5, y está esperando pruebas de que la nueva cepa ha tomado fuerza fuera de América antes de declarar que una pandemia está en curso.

Avanzar a la fase 6 aceleraría los esfuerzos que ya están en curso para producir y distribuir fármacos antivirales y vacunas.

Chan ha enfatizado en que pasar al último nivel "no significa, de todos modos, que nos estemos enfrentando al fin del mundo" y refleja evaluaciones de cómo el virus se está propagando, y no la severidad de sus efectos.

El virus ha causado la muerte a 42 personas en México y dos en Estados Unidos, de acuerdo con las más recientes cifras de la OMS. Muchas de las 2.099 personas con infecciones confirmadas han tenido síntomas relativamente leves similares a los de la gripe estacional.

Fukuda dijo que los gobiernos debían hacer todo lo que puedan para prepararse para posibles infecciones con la nueva cepa de influenza H1N1, que se propaga mediante la tos, estornudos y pequeñas gotas en el aire.