Lugo pone en marcha una campaña de lucha contra el dengue en Paraguay

  • Asunción, 9 feb (EFE).- El presidente paraguayo, Fernando Lugo, encabezó hoy el comienzo de una campaña de concienciación contra el dengue, enfermedad que se ha expandido en el país con más de cien casos, en su mayoría en el noreste, en la frontera con Brasil.

Lugo pone en marcha una campaña de lucha contra el dengue en Paraguay

Lugo pone en marcha una campaña de lucha contra el dengue en Paraguay

Asunción, 9 feb (EFE).- El presidente paraguayo, Fernando Lugo, encabezó hoy el comienzo de una campaña de concienciación contra el dengue, enfermedad que se ha expandido en el país con más de cien casos, en su mayoría en el noreste, en la frontera con Brasil.

Las autoridades sanitarias informaron hoy de 23 casos sospechosos de ese mal tras cerrar la semana pasada con 117 infectados, de los cuales 92 se han registrado en el departamento de Concepción, en la frontera con el estado brasileño de Mato Grosso do Sul.

La campaña "Empecemos por casa" fue presentada en la residencia presidencial de "Mburuvichá Róga", donde Lugo instó a la ciudadanía a eliminar criaderos de mosquitos "para tener un Paraguay limpio, libre de este mal", transmitido por picadura del "aedes aegypti".

Por su parte, la ministra de Salud Pública, Esperanza Martínez, afirmó que sería un gran avance de la campaña, que será presentada en otras dependencias oficiales, "si por lo menos los 220.000 funcionarios públicos llevaran el hábito (de la limpieza) a sus hogares".

Las frecuentes lluvias y las altas temperaturas propician la multiplicación de los criaderos de mosquitos, según el director de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud, Iván Allende, quien precisó que hay elevados índices de infestación en la capital y el área metropolitana.

Hasta ahora los casos presentados en Paraguay son del tipo clásico o benigno de la enfermedad, que tiene una etapa aguda con fiebre, dolores musculares y abdominales, pérdida de apetito, náusea, manchas de piel y se cura sin secuelas en una semana de evolución.

La variante más severa aparece con vómitos, diarrea, caída de la tensión arterial, hemorragia y edema, que pueden llevar a un estado de shock.

Paraguay registró en 2008 un brote epidémico con 18 enfermos de la variante benigna, mientras que en 2007 la epidemia de ese mal se cobró la vida de 17 personas de un total de 27.000 contagios.