Mexicanos llegados desde China dejarán atrás pesadilla para reanudar su vida

  • México, 6 may (EFE).- Los mexicanos que fueron repatriados hoy desde China expresaron su confianza en que en su país puedan retomar sus vidas y olvidar la pesadilla sufrida en la nación asiática, donde algunos fueron aislados por temor al contagio de la gripe A.

Mexicanos llegados desde China dejarán atrás pesadilla para reanudar su vida

Mexicanos llegados desde China dejarán atrás pesadilla para reanudar su vida

México, 6 may (EFE).- Los mexicanos que fueron repatriados hoy desde China expresaron su confianza en que en su país puedan retomar sus vidas y olvidar la pesadilla sufrida en la nación asiática, donde algunos fueron aislados por temor al contagio de la gripe A.

"No se nos permitía acercarnos a ninguna persona, ni siquiera al personal diplomático de nuestro país. Cada historia es una experiencia diferente, pero en general hubo varias actitudes y muestras de discriminación", dijo a la prensa Alberto Villas.

Villas es uno de los 141 mexicanos que llegaron esta madrugada al aeropuerto de Ciudad de México en una aeronave fletada por el Gobierno mexicano.

En rueda de prensa, algunos de los pasajeros relataron sus experiencias y coincidieron en recomendar a sus compatriotas que por el momento se abstengan de viajar a ese país.

"No tenemos la intención más mínima de regresar a China porque hubo un maltrato hacia nosotros (...) e incluso hubo casos de familias mexicanas retenidas en hospitales bajo condiciones inhumanas", relató Rosa Martha García, esposa de Alberto Villas.

Ambos fueron sacados por el Gobierno mexicano de Shangai, donde donde disfrutaban de unos días de vacaciones.

Myrna Berlanga, una de las ocho personas de nacionalidad mexicana que permanecieron en cuarentena en el hotel Guomen de Pekín, denunció la serie de arbitrariedades durante su detención y aislamiento.

Berlanga, junto con sus compatriotas Carlos Dorman, su esposa Josebe, así como sus tres hijos menores, fueron bajados de una aeronave en el aeropuerto de Pekín al llegar procedentes de Nueva York (EE.UU).

"En mi caso hubo discriminación y humillación. Sin que ni siquiera en el avión hubiera un enfermo, nos bajaron a los mexicanos y después de llevarme a un laboratorio móvil, me trasladaron a ese hotel", indicó.

Señaló que el establecimiento hotelero, "además de ser feo y viejo", estaba sellado y que la basura la separaban en unas bolsas especiales para desechos radiactivos.

María de Lourdes Castañeda, otra de las pasajeras, relató que junto con su marido, Marco Antonio Zaldivar, se encontraban en Hong Kong para participar en una feria de muestras y en todo momento obtuvieron "buena atención y solidaridad".

Sin embargo, reconocieron que al trasladarse a la ciudad de Guangzhou su suerte cambió, pues además de aumentar los gastos no lograron obtener hospedaje en ningún lado.

Para Castañeda, el temor más grande fue no saber cómo iban a regresar a su país y bajo qué condiciones.

"Cuando sentí más miedo fue cuando nos vistieron como de astronautas para subirnos así disfrazados al avión y pensamos que esa medida era porque los que ya se encontraban dentro de la aeronave venían contaminados", puntualizó.

Este grupo de repatriados llegó a México en medio de un paulatino reinicio de actividades tras anunciarse una estabilización de la propagación de la epidemia de la gripe AH1N1, que oficialmente ha dejado hasta el momento a 42 muertos y 1.070 contagiados.

El vuelo fletado por el Gobierno mexicano recorrió las ciudades de Shangai, Pekín, Guangzhou y Hong Kong, según el piloto responsable de la aeronave, Francisco Nicolao.