México comienza a superar la epidemia pero ahora afronta la recesión económica

  • México, 7 may (EFE).- México ha comenzado a superar los efectos de la epidemia de gripe A, que ha dejado un saldo de 44 muertos y 1.204 contagios en el país, pero ahora debe concentrar su atención en la recesión económica, con una caída prevista del 4,1 por ciento del PIB este año y una pérdida de casi un millón de empleos.

México, 7 may (EFE).- México ha comenzado a superar los efectos de la epidemia de gripe A, que ha dejado un saldo de 44 muertos y 1.204 contagios en el país, pero ahora debe concentrar su atención en la recesión económica, con una caída prevista del 4,1 por ciento del PIB este año y una pérdida de casi un millón de empleos.

México ha vivido en las últimas dos semanas una emergencia sanitaria generada por la aparición de un virus desconocido por los servicios médicos, lo que obligó a las autoridades a cerrar las escuelas y a restringir actividades masivas en el país.

La epidemia comenzó a remitir y las autoridades flexibilizaron las medidas restrictivas, principalmente con el regreso a clases a partir de hoy y la reapertura de cines, teatros y estadios deportivos.

"Hay una preocupación de nuestra parte en el sentido de que al permitir muchas de las actividades puedan las personas olvidarse de las recomendaciones" de higiene, reconoció el ministro de Salud, José Ángel Córdova.

Aunque México comenzó a salir de las preocupaciones sanitarias, ahora deberá atender la caída de la economía y la pérdida de empleos como resultado de la recesión que vive el país, que se había dejado de lado por la epidemia.

En el frente exterior, las consecuencias han sido la suspensión de vuelos de varios países hacia México, entre ellos Cuba, por lo que hoy el presidente mexicano, Felipe Calderón, anunció que podría no ir a La Habana en visita oficial después de la medida tomada por el gobierno de la isla.

Por su parte, la Cancillería denunció que en China y Singapur hay 17 mexicanos en confinamiento sanitario por el temor de que pudieran portar el virus, y exigió que se respete los derechos humanos de sus compatriotas.

Sobre la situación económica, el secretario de Hacienda, Agustín Cartens dijo que "es un hecho" que México está en recesión.

Agregó que la parte más dura de esta recesión se concentra en la primera mitad de este año, con un severo ajuste de los inventarios de las empresas, pero auguró que la recuperación comenzará el segundo semestre, hacia los meses de octubre a diciembre.

"Estamos hablando de una caída del 4,1 por ciento en el PIB (Producto Interno Bruto), es un pronóstico hecho en un ambiente de incertidumbre internacional y local", dijo el ministro sobre la previsión para este 2009.

Carstens comentó que las cifras marginales de producción industrial y las ventas al menudeo muestran aumentos ligeros con variaciones positivas, aunque habrá que revisar el impacto de la epidemia, que tendrá un efecto "transitorio".

Explicó que el impacto económico de la epidemia de la gripe A puede prolongarse unos tres meses y agregó que algunos sectores se recuperarán más rápido que otros, aunque precisó que el "turismo y los servicios tardarán más en reactivarse".

El ministro de Hacienda admitió que difícilmente el turismo mexicano podrá captar la cifra de 13.000 millones de dólares registrada el año pasado, aunque aseguró que "es difícil en estos días cuantificar la caída".

Además del turismo, otro sector afectado es el de los productores de carne de cerdo, debido al temor erróneo a que el consumo de este producto podía ser un medio de contagio del virus AH1N1.

El ministro de Agricultura de México, Alberto Cárdenas, indicó que los criadores de credos no han podido comercializar unos 300.000 animales ante la caída de la demanda debido a ese temor.

Cárdenas recordó que China, Ecuador, Bolivia, Rusia, Ucrania, Azerbaiyán y Emiratos Árabes notificaron que no comprarán carne de cerdo a México, el decimoquinto productor mundial.

"Hay que decirlo con precisión, estos países ni siquiera nos compraban carne de cerdo", aclaró no obstante.

En México la industria del cerdo emplea a 350.000 personas, produce 1,5 millones de toneladas de carne anuales y factura unos 30.000 millones de pesos (unos 2.255 millones de dólares) al año.