México confirma un brote mortal de gripe porcina

MEXICO DF (Reuters) - Un nuevo tipo de gripe causada por un virus procedente de los cerdos se ha propagado por México, causando al menos 16 muertos en los últimos días y poniendo en alerta sanitaria al país, donde crece el temor a una posible pandemia.

Aunque el Gobierno mexicano dijo que la epidemia estaba controlada, hay sospechas de que otras 45 personas pudieran haber fallecido por el mismo virus.

"No se trata de un virus habitual de la influenza estacional, sino es una mutante de un virus que viene de los cerdos", dijo el secretario de salud mexicano, José Ángel Córdova, a la cadena Televisa.

"No es gripe aviar, no es la que viene de los pájaros. Es un virus que mutó de los cerdos y que de ahí en algún momento se transmitió a algún humano", agregó.

De las víctimas, 13 fallecieron en la populosa capital mexicana, donde las autoridades suspendieron las clases para millones de estudiantes también del vecino estado de México.

El secretario de Salud dijo que se sospecha que otras 943 personas podrían haber contraído el virus en todo el país.

El presidente Felipe Calderón convocó una reunión de emergencia de su gabinete para tomar medidas a fin de frenar la epidemia, mientras el Gobierno esperaba nuevos resultados de laboratorio del virus.

Por las calles de la capital mexicana se veía a transeúntes y a pasajeros del metro con mascarilla.

Las autoridades recomendaron evitar las aglomeraciones e incluso saludarse con un beso o estrechándose la mano.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que estaba preocupada por lo que llamó alrededor de 800 casos "que parecen gripe" en México. Según la OMS, que confirmó un brote de la nueva cepa porcina de influenza en Estados Unidos, unas 60 personas murieron en el país.

"De hecho desde hace un par de meses en Estados Unidos, en el sur de Estados Unidos, han tenido siete casos también y nosotros ahora hemos empezado a tener estos casos en México", dijo Córdova.

Responsables sanitarios estadounidenses dijeron el jueves que siete personas habían sido diagnosticadas con un nuevo tipo inusual de virus de gripe porcina H1N1, pero que todos se habían recuperado.