México dice que el brote de gripe está en fase de descenso

MÉXICO DF (Reuters) - El brote de gripe que ha desatado temores de una pandemia en el mundo está en fase de descenso en México, dijo el domingo el secretario de Salud del país, José Ángel Córdova.

"La evolución de la epidemia se encuentra ahora en su fase de descenso; el pico a nivel nacional se ha dado en los últimos días entre el 23 y el 28 de abril", dijo el ministro en una rueda de prensa.

El país ha informado de 19 muertos confirmados por la nueva cepa de la gripe, mientras que 487 personas están infectadas.

En otro indicio positivo en la situación de la alerta sanitaria, un alto cargo sanitario de Estados Unidos dijo el domingo que existían "alentadoras señales" respecto de que la nueva cepa de virus H1N1 no fuera más peligrosa que las típicas gripes estacionales que circulan anualmente.

El doctor Richard Besser, director adjunto de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), también defendió las medidas adoptadas por las autoridades para limitar el impacto del nuevo virus, indicando que no ha habido una reacción exagerada.

"Con las gripes estacionales, algo que nos afecta todos los años, vemos 36.000 muertes (en Estados Unidos). Aquí estamos observando alentadoras señales de que hasta el momento este virus no parece más grave que una cepa que podríamos ver con gripes estacionales", aseguró Besser a "Fox News Sunday".

Besser indicó que aún espera que el virus tenga un "impacto significativo en la salud de la gente".

"No estamos fuera de peligro. La información que hemos estado recabando durante el último par de días es alentadora", manifestó Besser.

Por otra parte, un responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el domingo que se debería intensificar la supervisión del contagio de la gripe tanto en humanos como en animales, ahora que la nueva cepa de la gripe H1N1 podría haber infectado a cerdos en Canadá.

El experto en seguridad alimentaria de la OMS Ben Embarek destacó que no se emitirán recomendaciones para sacrificar cerdos en ninguna parte del mundo como resultado del virus, y dijo que las carnes y derivados del cerdo bien cocinados seguían siendo seguros para el consumo.

"No es una enfermedad que provenga de alimentos", dijo en una rueda de prensa en Ginebra. "Debemos tomar medidas para evitar exposición innecesaria de humanos a animales contagiados", indicó.

La OMS dijo además que el comercio de carne no debería ser restringido como resultado del brote de gripe.