Ministra sueca afirma que el "virus" del proteccionismo se propaga con la crisis

  • Sao Paulo, 23 mar (EFE).- El "virus" del proteccionismo se propaga por todo el mundo con la "disculpa" de la crisis mundial, advirtió hoy en la ciudad brasileña de Sao Paulo la ministra sueca de Comercio, Ewa Björling.

Ministra sueca afirma que el "virus" del proteccionismo se propaga con la crisis

Ministra sueca afirma que el "virus" del proteccionismo se propaga con la crisis

Sao Paulo, 23 mar (EFE).- El "virus" del proteccionismo se propaga por todo el mundo con la "disculpa" de la crisis mundial, advirtió hoy en la ciudad brasileña de Sao Paulo la ministra sueca de Comercio, Ewa Björling.

"Es importante combatir al virus del proteccionismo que se está propagando por todo el mundo con la disculpa de la crisis", afirmó en una rueda de prensa después de reunirse con su homólogo brasileño de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Miguel Jorge.

Björling apuntó a Alemania y a Francia como países que "adoptan medidas proteccionistas" en la Unión Europea (UE), bloque que será presidido próximamente por Suecia.

Jorge apuntó, por su parte, que la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para la liberación comercial y la lucha contra el proteccionismo "no está muerta", aunque admitió: "Es difícil decir si saldrá adelante, pero vamos a continuar luchando para que eso ocurra".

El funcionario brasileño se mostró también confiado en una recuperación del sector automotriz brasileño y defendió la financiación que concederá el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) a las empresas, inclusive extranjeras, que opten por comprar aviones de la fabricante local Embraer.

Los ministros tuvieron una reunión de trabajo para conversar sobre cooperación industrial, perspectivas de crecimiento de inversiones para los próximos años e incremento del comercio entre los dos países.

En 2008 el intercambio comercial entre Brasil y Suecia fue de 2.286 millones de dólares, con superávit sueco por 1.037 millones de dólares, según cifras oficiales brasileñas.