Napolitano insiste en que no se justifica el cierre de la frontera con México

  • Washington, 29 abr (EFE).- La secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Janet Napolitano, dijo que, hoy por hoy, no se justifica el cierre de la frontera sur del país como medida para frenar la propagación de la gripe porcina.

Washington, 29 abr (EFE).- La secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Janet Napolitano, dijo que, hoy por hoy, no se justifica el cierre de la frontera sur del país como medida para frenar la propagación de la gripe porcina.

En su primera comparecencia en el Senado desde que estalló la crisis por la gripe porcina en México, Napolitano afirmó que tomaría la decisión de cerrar las fronteras si así se lo recomiendan las autoridades sanitarias, si bien seria más un gesto simbólico que una medida práctica para contener el contagio.

Insistió, no obstante, que por ahora no existen condiciones que justifiquen el cierre de la frontera sur.

El asunto fue uno de los temas dominantes durante la audiencia y generó duras preguntas del presidente del Comité, el senador Joe Lieberman, y los senadores republicanos, Susan Collins y John McCain.

El Gobierno de EE.UU. ordenaría el cierre de la frontera común con México si el Centro de Control de Enfermedades (CDC) así lo recomienda tras determinar que existe un "impacto significativo sobre la propagación de la enfermedad en este país", explicó Napolitano.

La secretaria de Seguridad Nacional fue secundada en esa determinación por la subdirectora interina para asuntos científicos del CDC, Anne Schuchat.

"La estrategia más eficaz ahora mismo es que nos centremos en las comunidades afectadas" y no en el cierre de la frontera, que sería "una distracción", dijo Schuchat.

Schuchat explicó que, contrario a la gripe común, que se cobra la vida de unas 36.000 personas en EE.UU. cada año, el virus H1N1 es algo "novedoso" del cual se sabe muy poco.

"No sabemos todas las características" de cómo se comportará el virus, observó.

Los afectados por el virus A/H1N1 presentan síntomas como un aumento repentino de la temperatura corporal, tos, flujo nasal, intensos dolores musculares y en las articulaciones, irritación de ojos y dolor de cabeza.

Lieberman reconoció el enorme impacto económico de un cierre de la frontera para ambos países y destacó la muerte de un niño de 23 meses por la gripe porcina, el primer caso de defunción en EE.UU.

Agregó que México ha tomado medidas, como el cierre de sitios públicos, para contener el contagio.

Napolitano dijo que la decisión del cierre de escuelas u otros sitios públicos depende de las autoridades locales y estatales, pero que esa decisión tiene que apoyarse en la ciencia y los hechos sobre el terreno.

Napolitano defendió las medidas que ha tomado el Departamento de Seguridad Nacional, en particular la Oficina de Aduanas y Patrulla Fronteriza (CBP) que incrementó el escrutinio de las personas en los puntos de entrada a EE.UU.

Collins señaló que en la actualidad otros países están tomando medidas "más drásticas", como el uso de esos escáneres para frenar el contagio de la gripe porcina, entre ellos Singapur, Tailandia, Japón, Indonesia, Corea del Sur y las Filipinas.

Esos aparatos fueron utilizados tras el brote de la gripe aviar en 2003.

Preguntada por Collins sobre los escáneres termales, Napolitano dijo que esos equipos de alta tecnología "no siempre son precisos", porque algunos pacientes no desarrollan fiebre o no la tienen cuando son registrados.