Nuevas muertes y caída de la actividad en México por el brote de la gripe porcina

  • México, 26 abr (EFE).- La actividad en la capital mexicana cayó hoy de forma notable por el cierre de restaurantes, bares, cines, museos y teatros, y la celebración de eventos deportivos a puerta cerrada, a causa del brote de gripe porcina que ha dejado al menos 22 muertos, los dos últimos conocidos este domingo.

México, 26 abr (EFE).- La actividad en la capital mexicana cayó hoy de forma notable por el cierre de restaurantes, bares, cines, museos y teatros, y la celebración de eventos deportivos a puerta cerrada, a causa del brote de gripe porcina que ha dejado al menos 22 muertos, los dos últimos conocidos este domingo.

Aunque algunos establecimientos abrieron sus puertas, la mayoría sólo durante algunas horas y muchos otros cerraron en respuesta a la solicitud del Gobierno de evitar aglomeraciones humanas.

Este es el mayor foco de contagio del virus A/H1N1, que se transmite por las vías respiratorias, por lo que se recomienda no saludar de mano o con un beso, y usar mascarilla y lavarse las manos con frecuencia.

Buena parte de los ciudadanos que salieron a pasear, menos que en cualquier otro domingo del año, cubrieron sus bocas con mascarillas, complemento que llamó especialmente la atención en la Catedral Metropolitana, donde el cardenal Norberto Rivera ofició la única misa dominical del día y a puerta cerrada.

A esa imagen inédita se sumó la de las gradas vacías de los estadios de los clubes de la liga de fútbol mexicana.

Antes, el alcalde de la ciudad, Marcelo Ebrard, había anunciado cinco nuevas muertes relacionadas con el virus, aunque solo dos confirmados con pruebas virológicas.

El sábado, el Gobierno de México indicó que la cifra total de muertes es de 20, a la espera de la realización de estudios sobre otros 61 cadáveres sospechosos.

Desde el 13 de abril, cuando murió la primera persona infectada, se han reportado 1.364 casos potenciales, de los cuales 929 son de personas que ya fueron dadas de alta y 354 de ciudadanos que permanecen hospitalizados.

Ebrard dijo hoy que dada la gravedad de la situación que enfrenta la ciudad, la alcaldía aplicará medidas adicionales a las anunciadas ayer por el Ejecutivo federal, que asumió facultades para aislar a los enfermos, irrumpir en inmuebles públicos y privados, y controlar los transportes y las comunicaciones.

A la suspensión de clases en guarderías, escuelas y universidades hasta el próximo 6 de mayo, que rige desde el viernes, se sumará el cierre del Tribunal Superior de Justicia capitalino y de la Junta de Conciliación y Arbitraje, instituciones con alta demanda de consultas y trámites legales.

Por otra parte, en una sesión televisada del Consejo Nacional de Salud, Calderón exhortó a los mexicanos a conservar la calma pero actuar con rapidez para evitar que se propague la gripe porcina, al tiempo que reiteró que aunque es un virus nuevo, "se puede curar".

Para ello existe el medicamento antiviral oseltamivir, del que las autoridades aseguran estar perfectamente abastecidas para la actual emergencia.

El Ejecutivo sostiene que la alerta no es nacional, pues solamente afecta a la capital mexicana, al vecino Estado de México y a Hidalgo, en el centro del país.

En quince estados no ha habido ningún caso y en los restantes 14 se han dado menos de treinta sospechosos.

Sin embargo, según los medios locales, Querétaro, cercano a la capital, ha decidido unirse a la suspensión de clases, y en Acapulco, lugar de recreo en el Pacífico mexicano, se cerraron las discotecas.

A última hora se supo también que la Feria Nacional de San Marcos 2009, en el estado central de Aguascalientes, quedaba suspendida en vista de la emergencia.

El brote podría convertirse en una pandemia, según reveló este domingo en Ginebra la Organización Mundial de la Salud.

Nueva Zelanda, España, Canadá, Francia, Colombia, Brasil, Israel, y el Reino Unido son algunos de los países en los que se han detectados casos sospechosos.

Pero la alarma es mayor en Estados Unidos, donde las autoridades han decretado "emergencia en salud publica" por un brote que ha afectado ya a 20 personas, aunque sólo una ha sido hospitalizada.

Los viajes desde el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México se mantienen aunque se realiza un cuestionario previo a todos los pasajeros que cuentan con un billete de salida.

La pregunta que se hacen los mexicanos ahora es hasta cuando durará el estado de alerta que puede llevar a muchas empresas a trabajar a medio gas.

Desde Washington, el ministro de Hacienda de México, Agustín Carstens, dijo hoy que los mercados financieros de su país funcionarán sin problemas cuando abran el lunes.

Según Carstens, el brote de gripe porcina "no afecta a la economía mexicana de forma fundamental, como mucho es un fenómeno transitorio y la experiencia internacional dice que la recuperación es vigorosa y rápida".