Pakín califica de "infundadas" las informaciones que sitúan en China el origen de la gripe porcina

PEKÍN, 29 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit)

El Gobierno chino calificó hoy de "infundadas" las informaciones de los expertos que han apuntado al país asiático como origen de la actual gripe porcina, que tiene en jaque a las autoridades sanitarias mundiales.

La hipótesis sobre el supuesto origen chino de la nueva gripe, mezcla de virus porcino, aviar y humano, ha sido recogida por varios medios, especialmente en México, donde se comenzaron a registrar los contagios y se han producido la mayoría de los casos. Las informaciones apuntaban hacia el ganado porcino de varias ciudades de la provincia de Fujian (este), y el gobernador del estado mexicano de Veracruz también se hizo eco de esta teoría.

"Los informes extranjeros que sitúan a China como el origen del actual brote de gripe porcina son infundados", declaró hoy, en un comunicado, el Ministerio de Agricultura del país asiático, que recoge la agencia oficial Xinhua. "No se han encontrado casos de gripe porcina en China, ni se ha hallado el virus en los cerdos del país", agrega la agencia. Según el Ministerio, además, China no ha exportado ganado porcino vivo ni a México ni a EEUU.

También la cartera de Sanidad china ha salido a responder a los informes. "Dirigidos por motivos ocultos, algunos medios extranjeros han ignorado los hechos de la epidemia y el conocimientos científicos básicos y han fabricado de forma deliberada rumores sobre que la epidemia viene de China", ha dicho hoy el portavoz del ministerio, Mao Qunan. "Su propósito es confundir lo correcto y lo incorrecto, alborotar y arruinar la imagen de China", agregó Mao.

Si bien China no parece ser el origen de esta gripe, sí lo ha sido de otros virus que han creado la alarma en los últimos años. Ése es el caso del SARS (siglas en inglés del Síndrome Respiratorio Agudo y Severo), que causó el pánico entre la población china en 2003 y más de 800 muertos en todo el mundo.

También ha sido el origen de la gripe aviar, que hasta la aparición de la gripe porcina estaba considerada por los epidemiólogos como la que contaba con más bazas para convertirse en la causante de la gran pandemia del siglo, a una escala similar a la de la gripe de 1918, otro gran virus de origen chino.