Rusia levantará "provincia por provincia" el veto a la carne de cerdo español

  • Moscú, 7 may (EFE).- Rusia levantará en breve, "provincia por provincia", el veto a la carne de cerdo española, según anunció hoy el director general español de Recursos Agrícolas y Ganaderos, Carlos Escribano, tras negociaciones en Moscú.

Moscú, 7 may (EFE).- Rusia levantará en breve, "provincia por provincia", el veto a la carne de cerdo española, según anunció hoy el director general español de Recursos Agrícolas y Ganaderos, Carlos Escribano, tras negociaciones en Moscú.

"El problema está zanjado. Todo el territorio español se irá liberalizando paulatinamente, según vaya evolucionando la situación en relación a la gripe A en cada provincia", aseguró Escribano en declaraciones a la prensa española en Moscú.

Escribano, que se reunió hoy con el jefe veterinario ruso, Nikolái Vlasov, subrayó que las autoridades locales se han comprometido a iniciar "en cuestión de días" la aplicación de esas medidas en relación a la producción porcina elaborada a partir del 2 de mayo.

"Las autoridades rusas han prometido que la liberalización será rápida. Hemos hablado de unos plazos aproximados de tres días. Volveremos pronto a la normalidad. Lo importante es que la situación ha quedado desbloqueada", añadió.

El Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario de Rusia anunció el pasado 4 de mayo la prohibición de importar carne de cerdo y sus derivados procedentes de España por el brote del virus AH1N1.

"Desde el 2 de mayo de 2009 se prohíbe la importación (...) de cerdos vivos, carne de cerdo y derivados que no hayan sido tratados térmicamente (temperatura de tratamiento no inferior a 80º y un tiempo de no menos de 30 minutos) de toda España, considerada como segunda zona de riesgo", rezaba el comunicado oficial.

Ahora, según Escribano, cada una de las provincias españolas podrá reanudar sus exportaciones al mercado ruso en cuanto se certifique que en su territorio no existe amenaza de propagación del virus de la gripe A.

"A partir de ahora a las provincias donde haya pocos casos, en las que disminuya su número o se estabilice se les irá abriendo el mercado ruso", dijo.

En cuanto a la producción porcina elaborada antes del primero de este mes, los funcionarios rusos subrayaron que no existe "ninguna restricción" al respecto.

"Esta es una buena noticia, ya que hay muchos pedidos en marcha y numerosas operaciones comerciales cerradas", insistió Escribano, quien subrayó que las autoridades españolas querían evitar una situación en la que "los camiones españoles cargados con mercancías no pudieran cruzar la frontera rusa, lo que siempre crea dificultades entre las administraciones".

"Nuestro interés es mantener el actual nivel de confianza que tienen en nosotros las autoridades rusas. El resultado de la reunión ha sido verdaderamente positivo para los intereses y el comercio de las empresas españolas en Rusia", destacó.

El funcionario también recalcó que la prohibición apenas lleva en vigor 48 horas y que las autoridades rusas habían advertido "desde un principio de que se trataba de una restricción provisional y revisable según fueran evolucionando las cosas".

"La clave era establecer un procedimiento según el cual pudiéramos recuperar la normalidad en un plazo de tiempo relativamente breve y mantener unas relaciones cordiales con Rusia, un socio comercial importante para nuestro país", dijo.

Además, destacó que será España quien siga decidiendo "qué empresas pueden exportar al mercado ruso", responsabilidad que Moscú continúa delegando en el Gobierno español.

Por su parte, España se ha comprometido a traducir al inglés la información actualizada sobre la situación de la gripe A que el Gobierno español cuelga en castellano en internet.

"Entendemos la alarma social que ha suscitado en todo el mundo esta enfermedad", dijo.

Escribano tuvo palabras de "agradecimiento" para el ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, cuya mediación ante la Cancillería rusa fue, según dijo, "crucial" y "permitió celebrar la reunión de hoy en Moscú".

Moratinos telefoneó esta semana a su colega ruso, Serguéi Lavrov, desde Riga, capital letona, donde acompaña a los Reyes en una visita de Estado, para exponer que el veto ruso no tenía "ninguna base".

Lavrov replicó que el veto era una medida "preventiva y provisional de carácter puramente técnico", sin ningún alcance político.

Esta semana, el Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario ruso aseguró que no levantaría el veto a la carne española hasta que se aclararan los mecanismos de contagio de animales a humanos.

Al respecto, la ministra española de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa insistió hoy en que la gripe AH1N1 no se contrae comiendo carne de cerdo e insistió en que los consumidores pueden ingerir ese producto "con absoluta normalidad".

Escribano recordó también que Rusia es el destino del 3-4 por ciento de la producción porcina española, es decir, entre 110.000 y 115.000 toneladas anuales, lo que la sitúa como segundo proveedor al mercado ruso tras Alemania.