Tres fallecidos y 2.532 enfermos en EE.UU. por la gripe A

  • Washington, 10 may (EFE).- El virus de la gripe AH1N1 deja tres fallecidos en Estados Unidos, el último de ellos confirmado el sábado, y un total de 2.532 enfermos, informó hoy el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Tres fallecidos y 2.532 enfermos en EE.UU. por la gripe A

Tres fallecidos y 2.532 enfermos en EE.UU. por la gripe A

Washington, 10 may (EFE).- El virus de la gripe AH1N1 deja tres fallecidos en Estados Unidos, el último de ellos confirmado el sábado, y un total de 2.532 enfermos, informó hoy el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El último fallecido es un hombre de entre 30 y 40 años que tenía problemas de corazón y murió el jueves en el estado de Washington como consecuencia del virus.

Los otros dos muertos en territorio estadounidense han sido Judy Trunnell, una profesora de Texas que murió el pasado martes, y un bebé mexicano que visitaba a parientes también en ese estado junto con su familia.

Estados Unidos se ha convertido en el país con mayor número de enfermos, con un total de 2.532 casos confirmados hoy, casi 300 más que ayer.

En México, donde se descubrió el virus, el número de contagiados vivos asciende a 1.578 y el de muertos a 48.

El virus está presente en un total de 29 países, con 4.379 casos, según la Organización Mundial de la Salud.

En Estados Unidos el virus está presente en 44 de los 50 estados y los que han registrado más casos son Illinois, Wisconsin, Arizona, Nueva York y California, informó el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés).

El CDC alertó de que prevé "más casos, más hospitalizaciones y más muertes por este brote" en los próximos "días y semanas" en EE.UU.

Aún así, los 166 colegios que permanecen cerrados por haber presentado casos de gripe A entre sus alumnos o profesores reabrirán sus puertas entre el lunes y el martes.

Anne Schuchat, una directiva del CDC, dijo ayer a la prensa que los casos confirmados y sospechosos de contagio del virus suman casi 3.000 en Estados Unidos, pero que solo 104 personas están hospitalizadas.

El número de casos ha aumentado exponencialmente en los últimos días, aunque se debe a una mejora en las pruebas de detección, según el CDC, que ha comenzado a enviar su nuevo sistema de diagnóstico al extranjero para tener una visión más exacta de la amplitud del problema.