Un dirigente del Sao Paulo rechaza el partido de la Copa Libertadores en México

  • Río de Janeiro, 7 may (EFE).- El Sao Paulo rechazó hoy la posibilidad de que el equipo viaje a México para disputar el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores con las Chivas, que fue aplazado una semana debido a la gripe A que ha matado, al menos, a 44 personas y enfermado a más de 1.200 más.

Río de Janeiro, 7 may (EFE).- El Sao Paulo rechazó hoy la posibilidad de que el equipo viaje a México para disputar el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores con las Chivas, que fue aplazado una semana debido a la gripe A que ha matado, al menos, a 44 personas y enfermado a más de 1.200 más.

El Sao Paulo fue consultado hoy por la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) sobre tal posibilidad, pero, por lo que adelantó a la prensa el director de fútbol del club tricolor, Joao Paulo de Jesús Lopes, la respuesta fue negativa.

"Es preocupante tener un partido en México. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya calificó que el país está en riesgo de grado 5, lo que indica la inminencia de una pandemia", declaró el directivo al portal 'Globoesporte'.

"Vamos a esperar la confirmación para después pensar en lo que puede ser hecho. Ese asunto ya no depende de los clubes, sino de la Conmebol y de las autoridades sanitarias", agregó el directivo.

De acuerdo con versiones de la prensa brasileña, lo más probable es que, tras los mensajes de tranquilidad difundidos en los últimos días por el gobierno mexicano, la Conmebol confirme que los partidos tendrán que ser disputados en México.

Además del partido entre el Sao Paulo y el Chivas, también está pendiente el choque entre el Nacional uruguayo y el San Luis mexicano.

El gobierno mexicano alega que la enfermedad ya está bajo control y la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) autorizó para la próxima jornada de la Liga la apertura de los estadios, pero limitando la presencia de aficionados al 50 por ciento de la capacidad de cada escenario.

Las autoridades sanitarias mexicanas establecieron que los estadios deberán tener disponibles mascarillas para los aficionados y garantizar un ingreso ordenado y escalonado con una distancia mínima de 1,70 metros entre ellos, salvo los que son familiares y por ende tienen contactos previos.

También será obligatorio disponer de pistolas para medir la temperatura corporal de los aficionados para detectar a todos los que tengan más de 38 grados a fin de que sean atendidos y enviados a un centro especializado para descartar contagios.

El avance de la gripe A, conocida en principio como porcina y que afecta a varios países, registró hoy en Brasil sus primeros cuatro casos, tres de los cuales de viajeros procedentes de México.