Un estudio confirma que la pandemia del sida deteriora los servicios de salud en África

  • Nueva York, 11 may (EFE).- La pandemia de VIH/sida en África ha deteriorado los servicios de salud en los países a los que más ha afectado, en los que se ha registrado un considerable declive en la atención medica no relacionada con esta enfermedad, confirma un estudio divulgado hoy.

Nueva York, 11 may (EFE).- La pandemia de VIH/sida en África ha deteriorado los servicios de salud en los países a los que más ha afectado, en los que se ha registrado un considerable declive en la atención medica no relacionada con esta enfermedad, confirma un estudio divulgado hoy.

El documento, elaborado por los economistas Anne Case y Christina Paxson de la Escuela Woodrow Wilson de Estudios Internacionales de la Universidad de Princeton (Nueva Jersey), analiza datos demográficos de 14 países subsaharianos para determinar el impacto del VIH/sida en la prestación de servicios de salud no relacionados con la pandemia.

En sus conclusiones aseguran que en los países más devastados por el VIH/sida se ha registrado un descenso en los índices de atención prenatal, partos y vacunación en los niños nacidos entre 1988 y 2005.

Las regiones en las que la pandemia ha sido menos agresiva "no han experimentado ningún o muy poco declive en el campo de la salud (...), mientras que en las regiones más aquejadas han sufrido un mayor deterioro en la atención a la mujer y la población infantil", señala el documento.

Los dos economistas señalan que las zonas con una alta prevalencia del virus VIH contaban antes de la aparición de la pandemia con una mejor atención prenatal, que se fue deteriorando a medida que aumentaban los enfermos de sida.

Así, en las regiones donde se registró un aumento del diez por ciento en el índice de contagios del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) las probabilidades de que hubiera un profesional de la medicina en un parto declinaron en promedio un 14 por ciento.

Por otro lado, un niño que vivía en 2005 en una región con una alta prevalencia de VIH tenía un 30 por ciento menos de probabilidades de ser vacunado contra la polio o el sarampión que uno en 1988, cuando el sida era casi desconocido en África.

"Las regiones con una mayor carga de casos de VIH/sida cuentan con una menor capacidad para atender a las embarazadas, proporcionar atención profesional en los partos y vacunar a los niños", aseguran los autores.

El estudio apunta a que esta situación se debería a que la gravedad de la pandemia ha reducido los recursos para atender otras áreas del cuidado de la salud, pero advierten que se necesita una investigación más exhaustiva para poder confirmarlo.