El Hospital Insular de Gran Canaria acoge un curso sobre tipos de aféresis y su aplicación médica

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 29 (EUROPA PRESS)

El Hospital Universitario Insular de Gran Canaria acogerá durante esta semana un curso sobre tipos de aféresis y su aplicación médica, donde diversos especialistas abordarán dicha técnica y su tecnología, según informó el Gobierno canario en nota de prensa.

La aféresis está considerada como una técnica a través de la que se separan los componentes de la sangre, de tal forma que se seleccionan los necesarios para su aplicación en medicina y se devuelve el resto al torrente sanguíneo.

En lo que respecta a la finalidad de la aféresis se centra en la extracción de un componente sanguíneo destinado a la transfusión (plaquetas, hematíes o células madre) para el tratamiento de algunas enfermedades que precisen la eliminación de un componente tóxico de la sangre, tales como tóxicos o parásitos como el caso de paludismo grave, entre otros.

La citada técnica se ha estado utilizando con el fin de obtener plaquetas para transfundir, ya que permite extraer del donante la combinación de componentes celulares o plasmáticos "deseada y en mayor cantidad que la que se obtiene en la donación de sangre total".

Además, esta primera función cambió de "forma radical las expectativas de vida y el manejo" de los pacientes sometidos a radioquimioterapia intensiva, en relación con la hemorragia incontrolable por trombopenia (disminución en el número de plaquetas), que era la "causa principal" de mortalidad y complicaciones.

De todos modos, el procedimiento se ha ido adaptando para la separación y extracción de otros componentes sanguíneos, tales como hematíes y células madre. En los últimos años estas técnicas se han adaptado para el tratamiento de un "amplio abanico de enfermedades que abarcan desde enfermedades inmunes hasta la hipercolesterolemia familiar".

En lo que respecta al procedimiento de la aféresis, éste consiste en conectar por vía venosa, a través de uno o dos accesos, al donante o al paciente a una máquina separadora de células sanguíneas (hematíes, plaquetas, plasma o leucocitos), mediante un equipo de bolsas y tubos de recolección estériles y desechables.

De esta forma, la sangre llegará al separador celular donde se procesa y se selecciona el producto a recolectar, el resto de la sangre es devuelta al paciente o al donante aunque dependerá del tipo de máquina de recolección y del producto que se pretenda obtener, la aféresis durará entre 30 minutos y 2 horas.