El Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) realiza las primeras cirugías robóticas de tumor de recto bajo en España

SEVILLA, 6 (EUROPA PRESS)

Cirujanos del Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla han realizado recientemente las primeras intervenciones en España de cáncer de recto bajo mediante el uso de cirugía robótica, un instrumental que ha permitido ahora a dos pacientes de 63 y 78 años, que ya se recuperan favorablemente en planta, intervenirlas de forma menos agresiva.

En concreto, las operaciones la han llevado a cabo cirujanos de la Unidad de Coloproctología de este centro, en colaboración con el doctor Alessio Pigazzi, Jefe de la Unidad de Cirugía Laparoscópica Mínimamente Invasiva del City of Hope Hospital de California (EEUU) y uno de los principales expertos a nivel internacional en el uso de la cirugía coloproctológica mínimamente invasiva.

Para tales intervenciones han sido necesarias entre tres y cuatro horas de trabajo con el robot Da Vinci, el cual ha practicado lo que se denomina una escisión total mesorrectal robótica, una de las cirugías más complejas y laboriosas en cáncer colorrectal, debido a la dificultad de abordaje que plantea la región pélvica, con importantes arterias, vasos sanguíneos, vísceras y órganos.

No obstante, el equipo de Coloproctología del centro sevillano, liderado por el doctor José Manuel Sánchez Gil, acumula una larga experiencia en escisión total mesorrectal por cirugía abierta convencional y técnicas laparoscópicas, lo que ha permitido apostar por el último avance en este campo: la robótica.

"El equipo Da Vinci ofrece numerosas ventajas al cirujano, quien consigue el máximo nivel de precisión, y al paciente, que gana enormemente en confort", señaló al respecto el doctor José Manuel Díaz Pavón, cirujano que ha liderado las intervenciones de estos días, dentro de unas jornadas de actualización quirúrgica en estas técnicas.

Al reducirse la agresión de una cirugía abdominal convencional, en la que el abdomen se abre hasta 20 centímetros, se reduce también el tiempo de recuperación, la estancia hospitalaria, se minimizan los riesgos de una gran cirugía, se disminuye el dolor y se evitan secuelas estéticas.

"También muy importante en cáncer de recto es que se consiguen mejores resultados funcionales de la zona operada, con menos trastornos urinarios y sexuales", ahondó Díaz Pavón. Cirujanos de otros centros que realizan cirugía robótica en España han estado presentes en las intervenciones de ayer y hoy.

El robot Da Vinci permite al cirujano operar a distancia, manejando la tecnología desde una consola telerrobótica. Gracias a la alta precisión de los cuatro brazos quirúrgicos con los que cuenta el robot y que reproducen fielmente cada uno de sus movimientos a tiempo real, el cirujano puede ejecutar tareas delicadas en espacios reducidos.

El campo quirúrgico se ve desde una panorámica tridimensional, integrando imágenes de alta resolución y magnificación de hasta 10-15 veces aumentos de campo operatorio. De igual modo, el robot es capaz de verificar cada movimiento 1.500 veces por segundo.