La Clínica Girona implanta el primer aparato de resonancia vertical de Cataluña

GERONA, 15 (EUROPA PRESS)

La Clínica Girona ha puesto en funcionamiento un nuevo servicio médico de diagnóstico para la imagen pionero en Cataluña, la resonancia vertical. La principal diferencia con la resonancia de toda la vida es poder estudiar el cuerpo en posición vertical, de pie, que precisamente es la posición anatómica natural y la más fisiológica.

El director del área de Resonancia Magnética de la clínica gerundense, Joan Carles Vilanova, destacó hoy la importancia de "poder explorar a los pacientes en las dos posiciones, tanto en horizontal como en vertical", ya que la camilla es movible.

En posición estirada, apuntó Vilanova, "se ha comprobado que algunas enfermedades o causas de dolor lumbar como las hernias discales dejan de evidenciarse cuando el paciente se estira". En cambio en posición vertical, especialmente las hernias discales, son más evidentes y coincide con que normalmente el dolor aumenta, mientras que en posición estirada se calma, señaló el director.

Entre las ventajas que aporta la resonancia vertical, concretó Vilanova, "se ha comprobado que pueden detectarse un 25 por ciento más de hernias discales ya que sólo se ven cuando el paciente está de pie". Esto supone mejorar la eficacia diagnóstica y los propios tratamientos, aseguró.

Además, la resonancia vertical es especialmente indicada para la diagnosis de las dos áreas de más demanda, la rodilla y la columna lumbar, que al mismo tiempo, explicó Vilanova, "son las articulaciones del cuerpo humano que más carga soportan".

El aparato instalado en la Clínica Girona se trata, técnicamente, de un equipamiento abierto de la marca ESAOTE, modelo G-scan, de fabricación italiana. El G-scan vertical es un revolucionario sistema de resonancia pensado para exploraciones de músculos y del esqueleto, ya que cubre todas las aplicaciones: pie, tobillo, rodilla, columna o codo.

Este es el primer aparato de resonancia vertical de Cataluña y el segundo en España, ya que un centro médico de Logroño dispone también de esta innovadora tecnología.