Cerca del 64% de las personas mayores de 65 años tiene hábitos de lectura, según un estudio

VALENCIA, 11 (EUROPA PRESS)

El 63,5 por ciento de las personas mayores de 65 años tiene hábitos de lectura, según se desprende de la encuesta sobre Condiciones de Vida de los Mayores realizada por el Observatorio de Mayores del Imserso. De esta manera, cerca del 24,8 por ciento lee todos los días, el 15,1 por ciento casi todos los días, y el 23,6 por ciento alguna vez a la semana. Asimismo, el estudio sostiene que la lectura se contempla como la primera actividad que les gustaría realizar a las personas mayores, según informaron hoy fuentes de la Generalitat en un comunicado.

El secretario autonómico de Familia y Coordinación Social, David Calatayud, destacó "la necesidad de despertar la atención por la lectura de ese 35 por ciento restante de personas mayores de 65 años que no tiene interés por esta afición que tantos beneficios reporta".

Calatayud realizó estas declaraciones durante el acto de presentación del programa 'Encuentros con Escritores y Mayores 2009', enmarcado en el Ciclo de Animación a la Lectura, organizado la Conselleria de Bienestar Social, en colaboración con la Biblioteca Valenciana, desde hace cuatro años. En el acto también participaron la directora general de Acción Social y Mayores, Pilar Albert; la directora general del Libro, Silvia Caballer; y el escritor Lorenzo Silva.

El secretario autonómico aseguró que uno de los objetivos de la Conselleria de Bienestar Social es "mejorar la calidad de vida de las personas mayores, y lo hace, además de en otros muchos ámbitos, mediante la creación de espacios de encuentro que desarrollen actividades de ocio y formación".

En este sentido, indicó que la lectura "es una buena medicina de prevención, ya que fomenta el ejercicio mental, aumenta la memoria, evita el deterioro de algunas funciones cognitivas, a la vez que proporciona el placer de vivir o revivir historias, sueños o fantasías o trasladarnos en espacio y tiempo a otros lugares y experiencias".

Esta cuarta edición de los encuentros entre personas mayores y escritores, se inició el pasado 4 de mayo y se prolongará hasta el 27 de mayo, en la Biblioteca Valenciana, ubicada en el Monasterio de San Miguel de los Reyes. Este año participarán más de 600 usuarios de 10 Centros de Especializados de Atención a Mayores (CEAMs) de la Comunitat Valenciana, en seis encuentros con escritores de reconocido prestigio, explicaron las mismas fuentes.

El psicólogo Bernabé Tierno, fue el encargado de abrir el ciclo de encuentros. Lorenzo Silva intervino hoy, mientras que el 22 de mayo el invitado será Ricardo Bellveser, seguido de María Teresa Álvarez el 26 de mayo, María Angeles Arazo el 27 de mayo y, por último, Juan Manuel de Prada, el 28 de este mes.

Las jornadas comienzan a las 10.30 horas con una visita guiada al monasterio y a las 12.00 horas se celebra la conferencia encuentro con cada uno de los autores, que finaliza con un coloquio entre los asistentes y el escritor. Además, a todos los que asisten al encuentro se les regala un libro del escritor invitado a ese día.

32 CENTROS

La Conselleria de Bienestar Social dispone de 32 Centros de Atención Especializada a Personas Mayores (CEAMs) que ofrecen servicios con el fin de lograr el mantenimiento de las personas mayores en un estado físico y emocional que les permita valerse por sí mismos y permanecer en su medio familiar y social, señalaron.

Con estos centros se pretende propiciar hábitos de vida saludables, a la vez que dinamizar las relaciones interpersonales y grupales, convirtiéndose en un recurso de apoyo tanto para los mayores como para las familias, al objeto de facilitarles el permanecer en su entorno el máximo tiempo posible.

En todos los CEAMs se imparten talleres y cursos que abarcan diferentes áreas, como la prevención y mantenimiento de la salud, la rehabilitación preventiva, actividades físico-deportivas, talleres ocupacionales y actividades del área social y educativa.

Por otro lado, Bienestar Social subvenciona las actividades de 183 clubes de personas mayores, centros de convivencia, hogares del jubilado y otros centros sociales para mayores, concluyeron.