El riesgo de eventos coronarios en hombres aumentará a corto plazo

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El riesgo de padecer eventos coronarios en hombres aumentará en los próximos diez años, debido a las modificaciones de las conductas alimentarias y el incremento del sedentarismo, según muestran los resultados del estudio AGEMZA, que ha sido publicado en la 'Revista Española de Cardiología'.

En este estudio, cuyo fin ha sido analizar el perfil de riesgo cardiovascular de una muestra de jóvenes varones españoles de los años ochenta, se compararon los datos del riesgo cardiovascular de estas personas con una muestra de jóvenes varones residentes actualmente en la Academia General Militar de Zaragoza.

Según señaló el miembro de la Unidad de Investigación Cardiovascular del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud de Zaragoza y coautora del Estudio AGEMZA, la doctora Pilar Portero, "la principal repercusión a la que llega el estudio es que existe mayor riesgo de eventos coronarios estimados en los próximos diez años y proyectados a los 65 años de edad".

La muestra actual de cadetes posee, respecto a su homónima de los años 80, más peso e índice de masa corporal y peor perfil lipídico, "a pesar de que los parámetros se mantienen en valores deseables, según las actuales recomendaciones de las Guías de Práctica Clínica", explicó.

Este estudio tiene la limitación de haberse llevado a cabo exclusivamente entre varones, ya que las promociones incluidas en los años 80 estaban constituidas por varones por imperativos legales. Sin embargo, en las promociones de los años 2000, aunque ya se había incorporado la mujer al ejercito, su número era aún reducido, por lo que no se incluyeron.

En este sentido, los datos del estudio "no son extrapolables a la población femenina puesto que la enfermedad cardiovascular en la mujer tiene unas características muy específicas", matizó la doctora Portero.

La experta destacó que el hecho de que el riesgo de enfermedad cardiovascular a los 65 años sea mayor en los cadetes actuales, conlleva la necesidad de insistir en medidas de prevención cardiovascular, medidas higiénico-dietéticas e incluso farmacológicas, "si fuera necesario".