Kim Jong Il reaparece en público por primera vez desde los rumores de derrame cerebral del verano pasado

SEÚL, 9 (EUROPA PRESS)

El dirigente norcoreano, Kim Jong Il, reapareció hoy en público, durante la sesión del Parlamento que le reeligió como presidente de la Comisión de Defensa Nacional, por primera vez desde que el pasado verano aumentaran los rumores sobre que había sufrido un derrame cerebral.

En unas imágenes difundidas por la televisión estatal norcoreana se puede ver a Kim, de 67 años, muy delgado y envejecido, vestido con su tradicional uniforme militar, en su escaño del Parlamento escuchando las diversas intervenciones de los diputados, informa la agencia surcoreana Yonhap.

En un momento dado, el dirigente se levantó y mostró una ligera cojera en su pie izquierdo, y cuando se dispuso a aplaudir a la audiencia, que le dedicó una sonora ovación, su mano izquierda apenas se movió, lo que puede ser una secuela de alguna enfermedad.

La sesión parlamentaria también abordó la discusión sobre una posible revisión de la Constitución norcoreana y, aunque no se ha revelado ningún detalle al respecto, se especula con que se podrían introducir cambios para concretar la sucesión de Kim.

La última vez que se había visto en público al dirigente norcoreano fue hace nueve meses. El pasado agosto surgieron los rumores de que había sufrido un derrame cerebral. En los últimos meses, los medios estatales han emitido algunos vídeos en los que se veía a Kim haciendo visitas oficiales, pero algunos expertos opinan que en realidad no era él y que se trataba de una estrategia para que los diputados confiaran en el buen estado de salud de su líder y así ganar apoyos para la votación parlamentaria.

La reelección de Kim como presidente de la Comisión de Defensa Nacional, la cuarta desde 1993, le proporciona el liderazgo del mayor Ejército del mundo, con 1,19 millones de militares. Este año, el Gobierno norcoreano gastará en defensa aproximadamente el 15,8 por ciento del presupuesto total nacional en un país con millones de personas viviendo bajo el umbral de la pobreza.