Facua denuncia 31 anuncios de venta de órganos en Internet

MADRID (Reuters) - La organización de consumidores Facua ha denunciado ante la Guardia Civil 31 anuncios de venta de órganos para transplantes a través de Internet, según informó el martes, un día después de que el Ministerio de Sanidad recordara que esta práctica y su publicidad está prohibida en España.

Los anunciantes, que dicen atravesar dificultades económicas, venden riñones, pulmones y médula y piden entre 15.000 y un millón de euros.

Los anuncios, según Facua, los realizan ciudadanos residentes en España en trece páginas web. Aunque la mayoría son personas nacidas en España, algunas proceden de ciudadanos latinoamericanos.

"Facua muestra su preocupación por que estas personas puedan acabar cayendo víctimas de redes internacionales dedicadas al tráfico de órganos que realizan estas operaciones en el extranjero. Mafias que, además de cometer estas actividades de forma clandestina, pueden poner en riesgo sus vidas", dijo la organización en un comunicado.

Facua teme que estas ofertas sean un fenómeno creciente en un momento de crisis como el actual y pide a los consumidores que se conciencien para inscribirse en las listas de donantes de órganos, para aliviar el drama social de las familias que atraviesan por este trance.

La ley española, según indicó el lunes el Ministerio de Sanidad en un comunicado, prohíbe expresamente la publicidad para ofrecer o solicitar órganos a cambio de cualquier tipo de renumeración.

Además, según indicó la Organización Nacional de Transplantes (ONT), esta práctica resulta imposible de llevar a cabo debido a la estructura del sistema de donaciones y transplantes.

Este sistema, indicó la ONT, está basado en los principios de solidaridad, transparencia, equidad, anonimato y acceso universal, y es de una eficiencia reconocida en todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud condena la venta de órganos, indicó Sanidad, al igual que hacen otros organismos como el Consejo de Europa, la Red Iberoamericana de Trasplantes y la Sociedad Internacional de Trasplantes, entre otras organizaciones.

Los internautas que encuentren esta clase de publicidad online pueden denunciarlo ante la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil.