Células madre para mejorar el flujo sanguíneo tras un ataque cardíaco

  • Redacción Internacional, 30 mar (EFE).- Científicos estadounidenses han descubierto que tras sufrir un ataque al corazón, la circulación sanguínea dentro del músculo cardíaco del paciente mejora si recibe un tratamiento con células madre procedentes de su médula ósea.

Células madre para mejorar el flujo sanguíneo tras un ataque cardíaco

Células madre para mejorar el flujo sanguíneo tras un ataque cardíaco

Redacción Internacional, 30 mar (EFE).- Científicos estadounidenses han descubierto que tras sufrir un ataque al corazón, la circulación sanguínea dentro del músculo cardíaco del paciente mejora si recibe un tratamiento con células madre procedentes de su médula ósea.

Los investigadores, de las universidades Emory y Vanderbilt, el Lindner Research Center y el Texas Heart Center, presentan hoy los resultados de su investigación en una conferencia del Colegio Estadounidense de Cardiología en Orlando (EEUU).

Un grave ataque al corazón puede producir cambios en el músculo cardíaco e incrementar el riesgo de insuficiencia cardíaca y otras complicaciones.

El equipo investigador ideó un tratamiento con células madre de la médula ósea de pacientes que habían sufrido un ataque cardíaco con el que consiguió mejorar la salud de los individuos.

"Estos resultados muestran que el tratamiento con las propias células madre tiene el potencial de reducir las complicaciones a largo plazo tras un ataque al corazón", explica el responsable de la investigación, Arshed Quyyumi.

El equipo trabajó con 31 pacientes que, tras sufrir un ataque al corazón, se habían sometido a un procedimiento de angioplastia e implante de stent (cánula que apuntala la pared de las arterias).

A 16 de ellos se les suministró una preparación de células madre de su médula ósea enriquecidas para convertirse en células progenitoras endoteliales, que se cree que son capaces de reconstruir las paredes de los vasos sanguíneos.

Los 15 restantes recibieron la medicación estándar y constituyeron, por tanto, el grupo control.

Los especialistas introdujeron tres tipos de preparado con células madre (con 5, 10 y 15 millones de células) en la zona de la arteria coronaria donde un bloqueo desencadenó el ataque cardíaco en los pacientes del grupo experimental.

El equipo estudió, a los tres y seis meses de comenzar el tratamiento, cómo el corazón de la treintena de enfermos se curó y remodeló y observó que el flujo sanguíneo dentro del corazón de los pacientes que recibieron dosis más altas de células madre mejoró significativamente en comparación con el resto.

"Cuantas más células reciba un paciente, más beneficioso es el efecto que vemos en el corazón", indica Quyyumi, quien afirma que el tratamiento con células madre no produjo ningún efecto adverso.

Los científicos llevarán a cabo estudios más amplios para determinar la pertinencia de este tratamiento.