Consiguen revertir de forma segura células madre adultas a su estado embrionario

Etiquetas

SAN FRANCISCO, 13 (EUROPA PRESS)

Un equipo de investigadores de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) ha utilizado por primera vez diminutas moléculas denominadas microARN para ayudar a revertir células madre adultas de ratones a su estado embrionario, evitando al mismo tiempo el riesgo al rechazo y a su crecimiento descontrolado. Estas células reprogramadas son pluripotentes, lo que significa que, al igual que las células madre embrionarias, tienen la capacidad de convertirse en cualquier tipo de célula del cuerpo.

El hallazgo indica que los científicos pronto serán capaces de reempalzar las retrovirus e incluso genes utilizados habitualmente en experimentos de laboratorio para inducir la pluripotencialidad en las células adultas. Esto supondría la puerta abierta a terapias potenciales en células madre más seguras eliminando los riesgos que representan para los humanos los métodos basadas en el ADN, incluyendo la aletración del génoma y el riesgo de cáncer.

"El uso de pequeñas moléculas tales como las microRNAs para manipular células jugarán un papel principal en la futura biologia de las células madre" explicó Robert Blelloch, experto del Eli and Edythe Broad Center de Medicina Regenerativa e Investigación en Células Madre de la UCSF.

Los científicos están interesados en la reprogramación porque ofrecería una vía para crear células que proporcionarían una solución genética para pacientes individuales. Las células de piel del paciente podrían revertirse en células pluripotenciales en laboratoriuo y entonces rápidamente diferenciadas en células adultas, caso del corazón, pulmón o cerebro. Esas células podrían entonces implantarse en los pacientes, sin riesgo de rechazo.

El estudio, incluido en la edición online del 12 de abril de 'Nature Biotechnology' utilizó una combinación de microRNAs y genes introducidos por retrovirus para transformar células fibroblásticas --que se encuentran en los organismos tanto de ratones como de humanos-- en células pluripotenciales.

Métodos previos para crear células madre embrionarias se basaban en la introducción de ADN para codificar cuatro factores de transcripción, proteinas que juegan un papel en la producción de genes. La limitación de este método es que tres de los cuatro genes que se codifican mediante esos factores de trascripción --incluido el c-myc-- son oncogenes, lo que significa que pueden promover un crecimiento incontrolado de las células, característico del cáncer.

En el nuevo estudio, los científicos indujeron la pluripotencialidad utilizando una combinación de infección y transfección. La infección implicó la introducción de tres virus, cada uno de los cuales contenía un factor de transcripción para inducir esa pluripotencialidad. El factor de transcripción para c-Myc no fue incluido. La transfección involucró un simple proceso en el que diminutas moléculas microARN fueron mezcladas con un lípido, permitiéndoles el paso a través de la membrana celular. Marcando las células fibroblásticas, demostraron que las células tratadas podrían incorporarse al embrión del ratón y convertirlas en cualquier tipo de célula en el animal adulto --incluyendo líneas celulares que podrían dar lugar a la próxima generación de ratones--.