CyL y Galicia se unen para aumentar el éxito en las donaciones de sangre umbilical

  • Valladolid, 16 feb (EFE).- Castilla y León y Galicia han firmado hoy en Valladolid un acuerdo por el que se tratará de mejorar la calidad de las células extraídas de la sangre del cordón umbilical, que en todo el mundo cuenta con un 70 por ciento de donaciones desechadas.

CyL y Galicia se unen para aumentar el éxito en las donaciones de sangre umbilical

CyL y Galicia se unen para aumentar el éxito en las donaciones de sangre umbilical

Valladolid, 16 feb (EFE).- Castilla y León y Galicia han firmado hoy en Valladolid un acuerdo por el que se tratará de mejorar la calidad de las células extraídas de la sangre del cordón umbilical, que en todo el mundo cuenta con un 70 por ciento de donaciones desechadas.

Mediante un convenio de colaboración concretado entre los conselleiros de Sanidad de las dos Comunidades, la sangre extraída en los hospitales públicos de Castilla y León se enviará al Banco de Cordón de la Fundación Centro de Transfusión de Galicia (CTG), uno de los punteros de España en calidad y situado en Santiago de Compostela.

Castilla y León prevé recoger en los próximos años 3.000 unidades de sangre de cordón umbilical, el 5 por ciento de las previsión nacional, según ha explicado el titular de Sanidad de esta Comunidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, durante una rueda de prensa posterior a la firma.

Actualmente, el 50 por ciento de los hospitales públicos de Castilla y León realizan la extracción y, según ha explicado el titular de Sanidad, en 2009 se prevé concluir el proceso de adaptación en el resto de centros de la Comunidad.

El convenio establecido hoy permitirá llevar a la práctica los protocolos en materia de extracción, envío y posterior almacenaje de la sangre extraída.

"Desde el primer momento se pensó que no era conveniente contar con un banco nuevo, ya que es más positivo disponer de uno ya existente", ha aclarado Álvarez Guisasola.

Estas extracciones se enmarcan dentro del Plan Nacional de Sangre de Cordón Umbilical, cuyo objetivo se centra en conseguir el almacenaje en los siete bancos existentes en España de 60.000 unidades en cinco años -actualmente son alrededor de 30.000-, que servirán para cubrir las necesidades del 90 por ciento de la población española.

Los bancos de sangre se engloban a su vez en el sistema internacional de donaciones, por lo que cualquier ciudadano del país o del mundo puede optar a estas células de no contar con un hermano recién nacido del que se pueda obtener las muestras, que presentan una mayor compatibilidad.

La sangre del cordón umbilical, según los expertos, tiene determinadas ventajas sobre la médula ósea o la sangre periférica para el tratamiento de enfermedades hematológicas -leucemias, inmunodeficiencias, enfermedades metabólicas, entre otras-.

Dos son los métodos de donación de este tipo se sangre: uno de forma altruista para que pase a formar parte del banco mundial, y otra dirigida, es decir, la que se usará de forma específica a un trasplante inmediato o futuro de un familiar afectado de una enfermedad susceptible de mejora mediante la donación.

En todo el mundo, alrededor del 70 por ciento de las donaciones son desechadas, ya sea por una incorrecta extracción o transporte de las mismas, según ha explicado el consejero, quien ha recalcado el avance en calidad de los servicios que se logra con esta cooperación.

La conselleira de Sanidad de Galicia, María José Rubio, ha señalado que el banco de la CTG, que nació en 1999, cuenta en la actualidad con 5.100 unidades, que se incluye en la red mundial, que recopila 12,8 millones de litros.

"Lo importante no es el cordón, sino las células madre que se extraen, que después deben ser compatibles en el receptor", ha agregado, por su parte, Guisasola, quien ha afirmado que desde su implantación, se han conseguido siete cordones umbilicales exitosos, una cifra que ascenderá cuando el sistema esté implantado al 100 por cien y se comience a sensibilizar a la gente.

Los hospitales de Valladolid y los centros asistenciales de Burgos, León, Ávila y Salamanca ya llevan a cabo la extracción, a la que se unirán el resto en los próximos meses.