Diana farmacológica contra el melanoma

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Investigadores de la Universidad Thomas Jefferson en Filadelfia (Estados Unidos) han descubierto que una proteína llamada Mcl-1 juega un papel crítico en la resistencia de las células de melanoma ante una forma de muerte celular o apoptosis denominada 'anoikis'.

Los resultados del estudio, que se publica en la revista 'Molecular Cancer Research', podrían abrir la vía al desarrollo de nuevos fármacos para este letal cáncer de la piel.

Según explica Andrew Aplin, responsable del estudio, la presencia de Mcl-1 produce la resistencia celular a la 'anoikis'. Esta resistencia permite a las células de melanoma producir metástasis y sobrevivir en sitios distantes del tumor primario.

La Mcl-1 es parte de la familia de proteínas Bcl-2 y está regulada por las proteínas B-RAF, que están mutadas en aproximadamente el 60 por ciento de todos los melanomas humanos. La familia de Bcl-2 incluye varias proteínas asociadas con la resistencia de las células cancerígenas a la apoptosis o muerte celular. Los investigadores analizaron tres candidatas en las proteínas Bcl-2: Mcl-1, Bcl-2 y Bcl-XL.

"Cuando eliminamos Mcl-1 de las células tumorales se volvieron susceptibles a la muerte celular. Mcl-1 mostró resultados impresionantes en comparación con Bcl-2 y Bcl-XL, lo que fue una sorpresa. Nuestros descubrimientos muestran que dirigirse a Mcl-1, que se encuentra en exceso en la mayoría de las células de melanoma, podría ser un tratamiento viable", afirma Aplin.

Según el investigador, existen agentes terapéuticos en desarrollo que se dirigen a esta familia de proteínas pero más en concreto a Bcl-2 y Bcl-XL. En la actualidad existe un único agente en desarrollo dirigido a Mcl-1 que se encuentra en ensayos en fase I y II.