El Hospital Clínico de Santiago realizó 330 trasplantes de médula y cordón umbilical desde 1993, un 61% "exitosos"

Desde el año pasado se realizaron cuatro operaciones con órganos procedentes de donantes que no eran familiares

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 (EUROPA PRESS)

El Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) realizó un total de 330 trasplantes de médula y cordón umbilical --hematopoyéticos-- desde 1993, con una tasa de supervivencia global del 61 por ciento de los pacientes.

Así lo destacó hoy el jefe del servicio de Hematología del CHUS, José Luis Bello, quien indicó que 240 de ellos fueron de carácter autólogo --con células procedentes del propio enfermo--, mientras que los 90 restantes fueron de tipo alogénico --células de un individuo de la misma especie--.

En el primer caso, la supervivencia fue de un 67,5 por ciento de los intervenidos y, en el segundo, de un 56 por ciento, por lo que un 61 por ciento del total fueron "exitosos". Frente a esto, Bello señaló que las principales causas de la muerte fueron "la recaída" y "el surgimiento de complicaciones" tras la operación.

En cuanto a la edad de los afectados, situó la media en los 53 años de edad, y agregó que se produjeron "un número similar" de trasplantes en hombres y mujeres.

Las principales patologías por las que se practicó una intervención de este tipo fueron los linfomas --enfermedad cancerosa de la sangre--; los mielomas o las leucemias agudas --enfermedades malignas que afectan a la médula ósea-- y los síndromes mielodisplásicos. Esta última patología es una alteración de la maduración de las células medulares y la padecen entre cinco y diez personas de cada 100.000 al año.

NO EMPARENTADOS

Por otra parte, el responsable del servicio resaltó la realización, desde mayo de 2008 --cuando el hospital recibió la autorización de la Consellería de Sanidade--, de transplantes "no emparentados", esto es, de donantes que no eran familiares de los convalecientes.

Este tipo de intervenciones se desarrollaron "con éxito" en cuatro pacientes de Silleda y Valga (Pontevedra), Noia (A Coruña) y Lugo. En todos los casos, los donantes fueron extranjeros --dos de Estados Unidos, uno de Francia y otro de Alemania--.

Asimismo, explicó que cuatro pacientes se encuentran actualmente "en busca de donante" y que otros tres están "pendientes" de ser intervenidos, al contar ya con dos médulas provenientes de Alemania e Israel y con un cordón umbilical.

Según explicó, el tiempo "corriente" de espera para hallar órganos es de entre 50 y 60 días, aunque lamentó que "en la mitad de los casos" no se encuentre una donación compatible.

MÁS DONANTES

Por su parte, el director gerente del CHUS, Jesús Caramés, felicitó al jefe del servicio de Hematología "por el trabajo desarrollado", así como "por incorporar los transplantes no emparentados" a su labor quirúrgica.

Para finalizar, animó "a toda la población" a hacerse donante de médula, puesto que, aunque España se sitúa en las tasas "más altas del mundo" en cuanto a donaciones, "todavía hay que avanzar bastante" en las de médula.