Gemelas son separadas al nacer y se encuentran por casualidad 30 años después

  • Buenos Aires, 31 mar (EFE).- Una jueza argentina condenó hoy a la provincia de Mendoza a pagar una indemnización de unos 190.000 dólares a una mujer y a sus padres biológicos, a quienes les fue arrebatada al nacer en un hospital público para ser entregada a otro matrimonio hace 35 años, informaron fuentes judiciales.

Gemelas son separadas al nacer y se encuentran por casualidad 30 años después

Gemelas son separadas al nacer y se encuentran por casualidad 30 años después

Buenos Aires, 31 mar (EFE).- Una jueza argentina condenó hoy a la provincia de Mendoza a pagar una indemnización de unos 190.000 dólares a una mujer y a sus padres biológicos, a quienes les fue arrebatada al nacer en un hospital público para ser entregada a otro matrimonio hace 35 años, informaron fuentes judiciales.

El fallo de la magistrada María Mercedes Herrera benefició a Marta Chevrete y a Román Chilote e Irma del Valle Falcón, sus padres biológicos, indicaron las fuentes.

El 28 de abril de 1974, Del Valle Falcón dio a luz a dos gemelas, Marta y Pabla, en la maternidad del Hospital Emilio Civit de la ciudad de Mendoza, capital de la provincia homónima (oeste).

Las autoridades del hospital entregaron a Pabla a su madre y le dijeron a la mujer que Marta había muerto tras el parto.

La demanda comenzó treinta años después, luego de que ambas gemelas se encontraran casualmente en una tienda de ropa del centro de Mendoza y se vieran idénticas.

Un examen de ADN confirmó más tarde que eran hermanas y, con estas pruebas en la mano, la jueza Herrera condenó al Gobierno de la provincia a pagar la indemnización.

Marcelo D'Agostino, abogado que representa a Marta Chevrete, sostuvo que "no hay antecedentes de un caso similar" en la Justicia del país.

"No existe importe de dinero que pueda curar el daño moral y mi herida interior, que llevaré de por vida por esta separación", aseguró Marta.

La mujer, que actualmente trabaja como empleada doméstica, dijo que siempre supo que había sido adoptada por un matrimonio y comentó que su parte de la indemnización la destinará, entre otras cosas, al mantenimiento de su madre adoptiva.